El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Bloomberg: Maduro estudia permitir mercado privado de combustibles con precios dolarizados

En las refinerías Cardon y Amuay de Pdvsa, los técnicos iraníes están reparando plantas paralizadas por largo tiempo

Sin abandonar el control del Estado sobre el sector de la distribución de combustibles, el gobierno de Nicolás Maduro eventualmente permitirá que concesionarios privados importen y expendan gasolina y otros productos a precios de mercado, los cuales se podrán establecer directamente en dólares y pagar con tarjetas de crédito habilitadas.

La información fue publicada por Bloomberg, donde se apunta que habrá un “mercado privado” de combustibles, cuyo objetivo estratégico es acabar con los mercados negros que venden combustibles de contrabando a precios dolarizados, incluso superiores a los promedios internacionales.

Según su plan, conocido por la agencia estadounidense, Pdvsa permitiría a las compañías privadas importar y distribuir combustible, evitando teóricamente las sanciones de Estados Unidos dirigidas a entidades estatales, según fuentes familiarizadas con el asunto. Este proyecto incluye un largamente pospuesto incremento de precios.

Mientras tanto, como una solución a corto plazo, se espera que los petroleros iraníes con millones de barriles de gasolina en Venezuela para este fin de semana. El Ministerio de Relaciones Exteriores iraní ha dicho que cualquier intento de los Estados Unidos para detenerlos se encontrará con «una respuesta rápida y decisiva». La oposición venezolana, liderada por Juan Guaidó, advirtió que no se debe permitir que los petroleros atraquen.

En las refinerías Cardon y Amuay de Pdvsa, los técnicos iraníes están reparando plantas paralizadas por largo tiempo. En abril, más de una docena de vuelos desde Teherán transportaron a trabajadores junto con suministros y piezas al complejo de refinación de Paraguaná y se fueron (indica la nota de Bloomberg) con 9 toneladas de oro, alrededor de US$ 500 millones, como pago.

Una revisión del sistema de distribución de gasolina del país significaría el fin de los controles de precios que han permitido que los venezolanos se llenen esencialmente de forma gratuita. También representaría un cambio radical en la cultura nacional, aflojando el monopolio del estado sobre el activo central del país. PDVSA recuperaría millones actualmente perdidos en subsidios.

Pero es un movimiento cargado de riesgos políticos. Los venezolanos han llegado a ver la gasolina gratis como un derecho de nacimiento: cuando los precios aumentaron en 1989, Caracas estalló en violentos disturbios.

También aceptan el bloqueo actual con relativa ecuanimidad porque está sucediendo en todo el mundo. Pero el coronavirus ha cobrado pocas víctimas en Venezuela y la razón principal por la que la población se queda en casa es la falta de gasolina. A medida que disminuyen las cuarentenas, el movimiento y la recuperación permanecerán estancados sin combustible.

Y la oposición, que ha estado intentando, con la ayuda de Estados Unidos, derrocar a Maduro, tiene que sopesar su respuesta al plan con cuidado. Un reinicio exitoso brindaría alivio a quienes esperan en colas interminables hasta tres días para llenar los vehículos. Pero consolidaría el poder de Maduro.

La escasez, especialmente en las zonas rurales, ha existido durante algunos años debido a la mala gestión de Pdvsa. Ahora ha llegado a Caracas. La Fuerza Armada está vigilando las bombas de combustible donde solo personal selecto puede llenar parcialmente con suministro racionado de hasta 20 litros de gasolina por automóvil.

Al tener la gasolina más barata del mundo, los venezolanos ahora pagan hasta 4 dólares por litro en el mercado negro.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...