El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Billetes de 500 y 1.000 se quedarían cortos

La montaña de billetes que se usan para pagar cualquier servicio básico ha venido dejando en evidencia el alto índice inflacionario del país. Y aunque al Banco Central de Venezuela (BCV) le ha costado reconocer esta enfermedad, se ha filtrado la información sobre la emisión de billetes de 500 y 1.000 bolívares.

De acuerdo a la opinión de los economistas consultados, esta medida no perjudica a nadie, al contrario, esclarece la realidad inflacionaria y es de beneficio en cuanto a rapidez de transacciones para quienes cargan con bolsas de efectivo. Sin embargo, coinciden en que estos nuevos billetes de la familia monetaria debieron entrar en vigencia desde hace dos años atrás, y para este 2016 hace falta es un billete de Bs. 2.000.

El economista Alberto Castellano indicó que es urgente que se emitan billetes de mayor denominación y que por consiguiente se excluyan aquellos que han perdido valor en la economía venezolana, por ejemplo, los billetes de 2 y 5 bolívares.

“Yo creo que dado a un proceso inflacionario que ha sido tan alto, no es suficiente un billete de 500 o 1.000, por lo menos hace falta uno de 2.000”, dijo el experto, quien además aseguró que “mientras el BCV siga promocionando la inflación, como por ejemplo con el financiamiento de PDVSA y otros entes públicos, continuará la necesidad de seguir emitiendo nuevos billetes. Atacar la inflación es el objetivo principal del BCV, sino lo hace continuamos igual”, sentenció el experto.

Con esta premisa concuerda Gustavo Machado, especialista en política económica, quien comparó el comportamiento de los precios del 2008 con los actuales y también llegó a la conclusión que el billete que en realidad se debería estar emitiendo, sería el de 2.000 bolívares.

“La emisión de billetes es una adaptación del cono monetario al comportamiento de los precios en los últimos años, para el año pasado se justificaba la incorporación de este par de nuevos billetes y para este 2016 era conveniente incorporar el de 2.000”.

Machado enfatizó que es el BCV el órgano que ha estimulado la inflación, “con su política monetaria expansiva, lo que ha generado la necesidad de crear más billetes”, agregó.

Costo de producción
Cada vez que el BCV emite un billete de 100 tiene un gasto de 45 bolívares aproximadamente, considerando tinta y papel moneda, por lo que emitir un billete de 1.000 representa dejar de hacer nueve billetes de 100. “Existe un ahorro neto en la emisión de un billete de más alta denominación”, explica Alberto Castellano, especialista en macroeconomía.

“El BCV ha tenido que contratar empresas de afuera para fabricar billetes, en vista que no tiene papel moneda. La producción de billetes de 100 ha aumentado mucho en los últimos años, es decir, la mayor cantidad de billetes en el cono monetario, porcentualmente es de billetes de 100. Todos esos fenómenos son originados es por la inflación”, explicaba Castellano.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...