El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Asamblea Nacional aprueba propuesta de vías para superar la crisis

Este martes la Asamblea Nacional aprobó el informe para la superación de la crisis económica con el cual se insta al Gobierno Nacional promover el crecimiento económico sostenido, bajar la inflación y mejorar la inclusión social.

Con la ausencia de los diputados del Bloque de la Patria, la directiva sometió a consideración el informe que recoge 10 propuestas para superar la crisis en el país, el cual quedó aprobado. El diputado José Guerra presentó el informe ante la plenaria, el cual urge cambiar un modelo económico; “que en medio de la mayor y más prolongada bonanza petrolera de la historia nos trajo a esta crisis y por tanto, la economía venezolana debe rescatarse sobre nuevas bases”.

“Vamos a entregarle al país lo que pronto será una política económica en un nuevo gobierno (…) Nosotros estamos obligados por nuestro pueblo a presentar este conjunto de sugerencias y de recomendaciones que en general plantea el imperio de la ley y dejar atrás la ley del imperio que es lo que ha practicado el Gobierno Nacional”, señaló.

De acuerdo al parlamentario la crisis económica ha sido originada por la estatización de la economía, la exacerbación de la dependencia del petróleo, el financiamiento del gasto mediante la inflación y la acumulación sostenida de deuda pública, “acciones que han mellado en el desarrollo y sanidad del sistema productivo del país y por consecuencia el desarrollo económico de Venezuela”, acotó.

Subrayó que la evaluación de la economía venezolana, además, tropieza con la ausencia de cifras confiables y oportunas. “Hasta la fecha la inflación acumulada anual está en 350% (…) no podemos combatir la pobreza con una hiperinflación en el país”, arguyó.

El diputado explicó que Venezuela debe comenzar a romper su carácter monoproductor y monoexportador. Debe quedar atrás la concepción de Venezuela como mera factoría petrolera. Con este propósito -dijo- hay que tomar varias acciones; “mantener un tipo de cambio real que favorezca la producción nacional e incentive las exportaciones de bienes donde existan ventajas comparativas. Diseñar una nueva política para impulsar el desarrollo productivo identificando sectores donde haya ventajas comparativas”, insistió.

Guerra expuso que urge promover un verdadero proceso de industrialización en el país con el objeto de cambiar las relaciones dependientes a la explotación de petróleo. “Es inexplicable como se exporta petróleo pero se importan todos sus derivados”, acusó.

El también economista y ex director del Banco Central de Venezuela sustentó que hay que unificar gradualmente los tipos de cambio. Para todos los fines prácticos en Venezuela no existe política cambiaria propiamente, sino un sistema excesivamente complejo y discrecional de asignación de divisas. La dispersión y distorsiones de un esquema de tres tipos de cambio debe ser sustituido por una política clara que propenda a la unificación de las cotizaciones del bolívar, estableciendo como objetivo que a principio del 2017 se tenga una tasa de cambio única y fluctuante.

Guerra indicó que otra medida importante sería flexibilizar el control de precios. Para el economista el esquema de fijación de precios en Venezuela como está concebido, basado en la Ley de Precios Justos no tiene sentido, más todavía en un contexto hiperinflacionario. La forma más eficiente de asignar los recursos es mediante el funcionamiento eficiente del mercado con su debida regulación y los precios controlados que se mantengan serían aquellos determinados por situaciones excepcionales.

“Para ello se debe modificar o derogar la Ley de Precios Justos y sustituirla por una legislación que estimule la competencia. Legislar sobre una nueva Ley anti monopolios moderna y revisar los precios rezagados, especialmente donde la escasez es más pronunciada”, añadió.

Otra de las medidas que resaltó el parlamentario fue la de diseñar una nueva política petrolera. Guerra explicó que Venezuela cuenta con reservas petroleras que a la tasa actual de producción alcanzan para doscientos años. “Pero en ese tiempo el petróleo no tendrá el uso de hoy”, dijo.

De acuerdo al legislador la política petrolera actual está basada en recortes de producción, que solo justificadas coyunturalmente, han llevado al país a perder mercados y a desperdiciar recursos y oportunidades.

Para ello plantea que es necesario mantener a PDVSA como empresa estatal, concentrar las funciones de PDVSA en las actividades petroleras, expandir la producción petrolera a un ritmo no menor a 100.000 barriles anuales por diez años.

Otro de los puntos tomados en cuenta en el informe es el de aplicar una política social eficiente para reducir la pobreza, aseguran que se ejecuta un nivel de gasto social que no se corresponde con los resultados obtenidos y «la experiencia sugiere que para que la política social sea efectiva debe ser sostenible y ejecutada en un ambiente de estabilidad económica, subsidios generalizados ya no son financiables».

Focalizar los subsidios en todas sus modalidades, otorgar subsidios en bolívares, establecer un fondo de participación del uno por ciento de la renta petrolera que vaya directamente a las manos de los venezolanos, así como ordenar todas las políticas sociales en una sola institución.

Refinanciar de forma voluntaria la Deuda Externa, el país no tiene acceso al mercado financiero internacional por el costo de endeudar en moneda extranjera sería prohibitivo, en buena parte porque los mercados perciben como inviable la política económica.

Se indica que en lo que resta 2016 hay que pagar 7.500 millones de dólares incluyendo la deuda con China y más de 10 mil millones de dólares en el 2017.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...