El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Año nuevo, precios nuevos

Venezuela cerró el 2016 siendo parte del “libro récord” de países con hiperinflación, de acuerdo a un estudio de los economistas Kark Hanke y Charles Bushnell, del Instituto de Economía Aplicada de la Universidad Johns Hopkins, lo que se traduce en que los precios se duplicarían cada 17 días, pero la llegada del año nuevo ajustó los cálculos, pues en menos de siete días los alimentos aumentaron.

El equipo de Versión Final conversó con Manuel Campos, comerciante del centro de Maracaibo. Él viaja todos los días a comprar frutas y verduras en Mercamara, y el 31 de diciembre no fue la excepción, “había ventas”, comentó. El lunes, cuando llegó a cumplir con su rutina, se encontró con un aumento de 30% en los alimentos que diariamente comercializa en la avenida Libertador. “Todo está carísimo, y yo tengo que seguir aumentando porque si no, no le gano”.

Aún se desconocen las cifras de inflación acumulada que oficialmente debe ofrecer el Banco Central de Venezuela (BCV), pero se aproximó a 500 %, según el Fondo Monetario Internacional (FMI). El ciudadano común no está pendiente de esta cifra, sino de cómo consigue dinero para comprar comida.

Lourdes Botello vive el día a día, se sumerge en Las Pulgas vendiendo café para alimentar a sus tres hijos. Diario obtiene de 1.000 a 1.500 bolívares de ganancia, “compro carapachos, patas de gallinas, hígado, lo que sea más económico porque lo importante es comer”. En las Navidades hizo el sacrificio de llevarle mejor comida a sus niños, pero en enero “Dios proveerá”, dice mirando al cielo.

El lunes, algunos marabinos salieron a comprar comida y fueron testigos del aumento en los precios. El kilo de pollo está en 5.000 bolívares, mientras que un kilo de carne de res de primera, alcanza los 7.000. Botello miró resignada los precios de la harina de maíz y el arroz bachaqueados entre 4.000 y 4.500 bolívares. “Todos los días paso y tienen un nuevo precio, mañana llega a 5.000”, comenta.

La mayoría de las personas cargaban una bolsa de mediano tamaño con verduras, los paqueticos de papa, cebolla, zanahoria entre 300 y 500 bolívares han sido la solución para improvisar un “caldito”.

Flor Gutiérrez comenta que el dinero de los aguinaldos ya se lo consumió en comida para las Navidades, y mientras llega la próxima quincena tendrán que resolver con lo poco.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...