El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Actores internacionales no son suficiente para el diálogo

Los altos costos de los productos, la dificultad para obtener alimentos y la inminente inseguridad siguen avivando la llama del desespero en la que vive el venezolano diariamente, y hasta ahora no hay agua que la apague.

Las esperanzas de que haya diálogo, hoy recaen sobre los hombros internacionales, de quienes se espera una mediación efectiva. El presidente de la encuestadora Hinterlaces, Oscar Schémel, consideró que ninguno de los sectores políticos del país, Gobierno y oposición, están conectados con la realidad que atraviesan los venezolanos.

Para el representante de la empresa de opinión pública, la sociedad venezolana abogó el pasado 6 de diciembre por un consenso. Sin embargo, cree que “hay un problema de liderazgo de los dos sectores que no han logrado aterrizar con los problemas de la gente”.  En vista de ello, 81 % de los venezolanos respalda la mediación internacional que promueva el diálogo, mientras solo un 17 % considera que no sería efectiva.

Incluso el venezolano respalda más aún la posible intervención del Papa Francisco; el analista comentó que un 83 % de los encuestados considera que la misma sería positiva, y un 86 % afirma que la posición del Papa ha sido independiente.

Reacciones

Expertos consultados por Versión Final coinciden en que el interés de actores internacionales, en especial del Pontífice, son una muestra positiva, pero no son suficientes para que se propicie un diálogo sincero que genere soluciones.

Ruth Guerreo, profesora de politología de la Universidad Rafael Urdaneta (URU), explica que el hecho de que la sociedad venezolana tome justicia por sus propias manos ante las dificultades a las que vive ha encendido las alertas rojas internacionales.

“El deseo de que actores internacionales tengan un rol mediador dentro del escenario actual de la nación, es una actitud sumamente democrática que deja claro que el pueblo quiere soluciones pacíficas a sus problemas”, resumió la politóloga.

La experta acotó que más allá del conflicto de poderes en el que se encuentra el Estado Venezolano, la falta de alimentos “que es casi ya una crisis humanitaria" es lo que más preocupa a las organizaciones internacionales y lo que los ha llevado a querer propiciar un ambiente de debate sano.

El politólogo y presidente de la fundación Renovando Esperanza, Ricardo Lobos, explica que “no basta que el Papa o la Unasur, OEA o el Mercosur tengan el interés de mediar sino existe a lo interno la voluntad real de diálogo por parte del sector opositor y el sector oficialista. El problema que existe actualmente es de encuentro, el cual está demandando el pueblo venezolano ante el desencuentro de los actores políticos”, argumentó el especialista.

Lobo añadió que solo mediante el diálogo se puede garantizar la estabilidad de la nación y que si es necesario el acompañamiento internacional para que esto ocurra “pues bienvenido sea”.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...