El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Vida en la frontera, por Francisco Arias Cárdenas

Con el sueño de integración de Bolívar presente en nuestro corazón, asistimos a la reapertura del paso peatonal en la frontera colombo-venezolana, logrado gracias a los acuerdos entre los gobiernos de dos países con profundas raíces comunes en la historia. Es un motivo de alegría por un proceso que debe dar como resultado la construcción de una nueva frontera de paz.

Desde el Zulia, estamos al servicio de este plan que se trazaron los presidentes de ambas naciones. Vamos caminando hacia una nueva realidad, trazada sobre un acuerdo donde los buenos frutos sean para bene cio de ambas naciones. Somos hijos del padre Bolívar y llevamos el mismo destino de la unidad para alcanzar el progreso que él soñó y que compartieron Sucre y Urdaneta.

Hay aspectos álgidos que requieren sumo esfuerzo y compromiso, como es el tema de la seguridad, el del contrabando de gasolina, pero estamos seguros de que podemos triunfar sobre las organizaciones delictivas que han venido operando en la frontera. Las medidas que se han tomado ya han logrado disminuir notablemente la extracción ilegal de combustible venezolano. Deben complementarse con un sistema de comercialización y distribución a precios que favorezcan a Pdvsa. Igualmente el combate al robo de vehículos en Venezuela. Otro factor fundamental es acabar con la anarquía de los “cambistas”, que no sólo afecta la moneda nacional, sino que también favorece al narcotráfico, al lavado de capitales y al contrabando.

Son muchos los acuerdos que podemos establecer en salud, comercio y cultura. Los gobernadores colombianos y venezolanos debemos mantener comunicación directa, siempre con el seguimiento de las cancillerías, para alcanzar alianzas en lo educativo, sanitario y en ayuda humanitaria. Hay mucho que trabajar, porque son miles los intereses comunes entre Venezuela y Colombia para lograr que en la frontera desaparezcan los focos de violencia y de miseria, y se convierta definitivamente en un nuevo espacio de vida, de encuentro, de fraternidad y progreso, en legalidad y paz.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...