El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

Verdades y rumores // EEUU aprieta el puño para asfixiar al régimen

Al cierre. Con la decisión de Maduro de retirarse de las conversaciones en Barbados, se pone más llamativa la situación venezolana. Ese retiro es una señal de las preocupaciones que tienen y de la poca asertividad en la toma de las decisiones, porque ahora más que nunca necesitan las negociaciones para aliviar la presión contra ellos. Esa acción los coloca en un escenario de mayor vulnerabilidad y abre las puertas a otras opciones. Lo sucedido podría cambiar algunas de las cosas que paso a comentar.

Parte de guerra. Si duda que en los últimos días la crisis venezolana tomó un matiz interesante. Estados Unidos comenzó a apretar aún más el puño para ahogar a los principales líderes del oficialismo. Primero tomó la decisión de solicitar la captura de Tareck El Aissami por sus nexos con el narcotráfico, lo que presagia un trato similar para otros cabecillas del oficialismo que tienen cuentas pendientes con la justicia. Luego, España aprueba la extradición del “Pollo” Carvajal quien se convertirá en un patriota cooperante de gran valor. Pero la decisión más emblemática es el congelamiento de todos los bienes y recursos del gobierno venezolano en esa nación y sobre todo las prohibiciones de hacer negocios con el régimen. El cerco aumenta en la medida que en las negociaciones en Barbados no termina de salir humo blanco. Todo eso permite inferir que se están extremando las medidas políticas y financieras, con el fin de llegar a la solución y si eso fracasa, ya hay varias “opciones de fuerza” que están en el tapete. El interés es buscar una salida lo más pronto posible, para evitar el colapso final de Venezuela con las consecuencias que eso generará en toda la región. Las prohibiciones de hacer negocios con el régimen, los asfixia porque eso conllevará a que muchas empresas rusas, chinas y turcas, entre otras nacionalidades; evitarán hacer negocios para no caer en problemas con USA. Cuando Donald Trump informó que no descartaba un bloqueo total a Venezuela, no estaba jugando muñecas. Y ya ese bloqueo comenzó. No podemos descartar incluso un bloqueo naval, aunque eso lo analizaremos cuando toquemos las “opciones de fuerza” que están en el tapete. Ojala todo eso conduzca a la liberación definitiva de Venezuela, para comenzar de inmediato la difícil reconstrucción del daño causado por el chavismo.

Crisis (i). Analicemos todo lo que está ocurriendo en relación con las negociaciones en Barbados y la posibilidad de un acuerdo que ponga fin al conflicto. Inicio con la oposición. Hace pocos días pude conversar extensamente con dos amigos que forman parte del esfuerzo. Hay puntos interesantes de lo indagado, que permiten entender dónde estamos y hacia dónde vamos. En la oposición hay escepticismo en relación con las conversaciones de Barbados ¿Por qué participan entonces? Por dos razones fundamentales. La primera, porque deben estar ahí así exista una mínima esperanza de éxito. Y la segunda, porque es una exigencia de la comunidad internacional que busca agotar las vías políticas de solución, antes de ingresar a otras opciones más radicales. Pero además deben aprovechar la fuerte presión militar que pide una salida negociada para evitar escenarios desagradables, porque la mayoría de los oficiales saben que les quedan dos finales: ser cómplices o facilitadores en la transición. Muchos piensan que de nuevo la oposición está improvisando, pero me aseguran que no. Hay toda una estrategia que se mueve en varios tableros para concretar el cambio. Las fuentes consultadas indican que tienen los pies bien puestos sobre la tierra. Para todos los escenarios supuestamente hay un plan de reacción, respuesta y acción. Inclusive se ha trazado todas las “opciones de fuerza” mediante las coordinaciones con la comunidad internacional, pero sobre todo con Estados Unidos ¿Recuerdan las reuniones de Vecchio y Simonovis con el Comando Sur y otras instancias en esa nación? Eso es parte de esas necesarias y útiles coordinaciones, sin las cuales no sirve de nada apelar al TIAR, por ejemplo. A pesar de toda la preparación hay dificultades evidentes, como por ejemplo, mantener el ánimo del pueblo en medio del natural desgaste que produce una lucha tan larga y dolorosa. Pero hay otro factor importante y es la masiva migración de venezolanos que huyen desesperados ante la crisis, aunque contra eso está jugando las restricciones que están colocando los países vecinos para ordenar esa emergencia. Nunca ha sido fácil esta lucha y quien pensó que daría resultados inmediatos se estaba engañando a sí mismo. Parece que los acontecimientos van por el camino correcto.

Opciones de fuerza. La oposición y la comunidad internacional terminan de afinar las coordinaciones para la puesta en marcha de opciones de fuerza, en el caso que fracase la negociación política ¿Cuáles pueden ser esas opciones de fuerza? Las hay internas y otras son mixtas. Las hay en gran escala y las que son puntuales. Hagamos un ejercicio tomando en cuenta los involucrados y los objetivos trazados. El oficialismo no es una fortaleza inexpugnable. Sus líderes son vulnerables a acciones puntuales y eso podría desencadenar la caída final del régimen. Una de las variables que se toman muy en cuenta para esas opciones de fuerza es el daño colateral. Quieren el menor daño posible para lograr el cambio. Por eso el riesgo de una operación militar de mediana escala, ante lo cual se inclinan por acciones más puntuales ¿Cuáles? Esas van desde operaciones de búsqueda y captura de los líderes militares y civiles para descabezar al régimen y provocar su caída, hasta un complejo bloqueo naval y aéreo que aísle al país y presione para esa caída ¿Es factible un bloqueo naval? Totalmente y además eso reduciría el daño colateral. En el marco del análisis de escenarios, es posible crear una coalición internacional que participe con buques de países como Estados Unidos, Colombia, Perú, Brasil y Argentina. Esa variopinta composición le daría carácter internacional a la operación, como ocurrió en la Guerra de Corea, por ejemplo ¿Pero los voceros de EEUU aseguran que no está prevista, por ahora, una opción militar? En lo personal considero que se refieren a una invasión a gran escala, pero no a acciones puntuales. También hay opciones internas y que tienen que ver con una acción coordinada con los militares venezolanos para deponer al régimen ¿Recuerdan cuando Elliott Abrams dijo que podían “recibir y enviar mensajes a los militares venezolanos”? No podemos descartar nada, pero este fue un simple análisis de escenarios y no la hoja de ruta de lo que pudiera ocurrir.

Grave denuncia. Recibo los detalles de graves hechos que tienen como protagonistas a decenas de militares de distintos rangos del Ejército y la GNB. Los sucesos ocurren en la zona de Perijá, estado Zulia. Todo lo que paso a contarles es información manejada y registrada por Estados Unidos y Colombia, países que monitorean permanentemente el espacio aéreo venezolano. Resulta que por lo menos cuatro veces por semana un fuerte contingente militar procede a cerrar la carretera Machiques-Colón, en un tramo de un poco más de cuatro kilómetros, entre Machiques y la entrada a San José. Lo hacen luego de la medianoche, cuando desparece el tránsito vehicular por dicha arteria vial. Una vez se cierra la carretera, de pronto los radares civiles y militares de Venezuela dejan de funcionar, aterrizan aviones, los cargan con mercancía que llega desde Colombia a través del Río Catatumbo, para luego despegar de nuevo ¿Qué creen ustedes que es transportado en esas aeronaves? Los involucrados estiman que al apagar los radares venezolanos, no queda registro de sus operaciones, pero en eso están totalmente errados, porque Colombia y Estados Unidos si los están vigilando ¿Recuerdan los aviones de vigilancia electrónica de EEUU que han sido denunciados por el oficialismo de violar supuestamente el espacio aéreo venezolano? ¿Indaguen sobre la Base de Tres Esquinas en el Caquetá colombiano? Sin duda alguna desde el vecino país y el Caribe se documentan todas las acciones que ocurren en el espacio aéreo nacional. Esta operación de militares venezolanos es una acción bien coordinada que involucra directamente a altos oficiales.

Crisis (yii). En el oficialismo no hay un consenso en nada. Ni lo hay para llegar a un acuerdo, pero tampoco lo hay para resistir la lucha atrincherándose en Venezuela hasta inmolarse. Ninguno de ellos son suicidas, pues son sólo oportunistas. Esa falta de consenso la he explicado en varias ocasiones y surge principalmente entre el “Madurismo” y los radicales liderados por Diosdado Cabello. Este arreció en su discurso y acciones a raíz del fracaso en sus conversaciones con Estados Unidos. Maduro por su parte si está interesado en un rápido acuerdo, pero presiona para que sea en sus términos: mantenerse en el poder y ser candidato. Aunque en el fondo sabe que tendría que ceder en ambas cosas y para lo segundo ya tiene preparado a su candidato Héctor Rodríguez, pero con eso choca contra los objetivos de Cabello. Hay un tercer sector en el oficialismo que está tomando partido y es de aquellos que no están tan rayados y que en una transición tendrían opciones políticas. Me refiero a Jorge Rodríguez, Rafael Lacava y Héctor Rodríguez, entre otros, que sienten que deben impulsar un acuerdo que los ayude a sobrevivir políticamente mediante unas elecciones. Y hay un cuarto grupo que presiona y son los militares que olfatean que todo puede terminar muy mal, por lo que estan buscando ese acuerdo que evite otras opciones. Los militares quieren un acuerdo en el cual les toque el papel de garantes de la transición y no que terminen siendo los sacrificados en escenarios más extremos. Tal como dije al inicio del comentario, el gran problema en el oficialismo es que no hay consenso en torno al camino más adecuado.

Se cae la casita. Persiste la crisis interna en el partido Un Nuevo Tiempo. Manuel Rosales y familia insisten en su idea de acabar con esa organización que llegó a ser la primera fuerza política del Zulia, pero que hoy se encapsuló en Maracaibo y se está desmantelando con mucha velocidad. A todas las salidas registradas en los últimos meses como Mazuco, Juan Carlos Fernández y Elimar Díaz por sólo mencionar a los más emblemáticos, se suma ahora la renuncia de más de 150 dirigentes regionales, municipales y parroquiales, encabezados por el ex Gobernador, Pablo Pérez, y el ex Alcalde de Maracaibo, Daniel Ponne, que se hastiaron del Rosalismo y sus vicios. Todos ahora forman parte de Primero Justicia que se nutre de dirigentes fogueados en la lucha política. Inclusive está la mayoría de quienes lograron en su momento derrotar al chavismo en la zona oeste de Maracaibo, con Elimar Díaz en las elecciones parlamentarias de 2015. Como era de esperarse el laboratorio de destrucción de UNT ha tratado de descalificar estas nuevas deserciones, alegando cualquier barbaridad. Han llegado a involucrar acusaciones personales contra los que se fueron. Pero la realidad, aunque Rosales lo niegue, es que el modelo que él creó cimentado en su liderazgo y basado en la obediencia absoluta sigue haciendo aguas. En Un Nuevo Tiempo no hay discusión y mucho menos democracia interna. Ahí sólo hay imposiciones del Rosalismo y malcriadeces de sus acólitos. Sólo tienen roles protagónicos los amigos de la familia, mientras la verdadera dirigencia está relegada a puestos de relleno. Ese partido sigue y seguirá en crisis, porque Manuel Rosales se considera el único con capacidad para decidir y hacer ¿Por qué se fueron? ¿Por se seguirán yendo tantos otros dirigentes? Es importante aclarar que todos estaban idos desde hace muchos meses, pero seguían con su actividad política como independientes formando parte de la coalición que lidera Juan Guaidó, porque creen en fortalecer la Unidad de propósitos. Ellos se hicieron a un lado desde finales del año pasado a raíz del dudoso comportamiento de Rosales y compañía, sólo que ahora decidieron dar el paso ¿Quieren un ejemplo de esa conducta? Les doy dos. Primero, Rosales y compañía siempre tuvieron posiciones ambiguas frente a las protestas que se realizaban en el Zulia (2014 y 2017), pues sólo se involucraron cuando ya era pública y notoria su ausencia, aunque muchos dirigentes por decisión propia eran parte de las manifestaciones. Pero el segundo es quizás peor, ya que cuando Juan Guaidó asume la Presidencia interina y comienza la ruta del 23 de enero, la familia propietaria de UNT siempre mantuvo un bajo perfil jugando al fracaso para que Voluntad Popular no ganara protagonismo y fuera el culpable de la nueva derrota. Eso cambió cuando Guaidó consolidó su liderazgo emergente y ante los reclamos de la dirigencia que pedía salir del ostracismo. Por eso Rosales se empeñó en entrar en el juego, porque estaba quedando en evidencia y para intentar que esa participación le lavara su desgastada imagen. Estas y muchas otras razones motivaron el alejamiento de estos y muchos otros dirigentes de UNT. No se fueron por una atractiva propuesta de PJ, se fueron desde hace tiempo asqueados de lo que ocurre en el partido de la casita y buscando espacios para luchar por la democracia. Interesante que los que ahora son parte de PJ se han mantenido alejados de cualquier diatriba con UNT y más bien fueron agradecidos con la organización, a pesar del vendaval de estiércol que lanza el laboratorio de UNT ¿Cambiará Manuel Rosales su estilo? Lo dudo. O como diría mi madre: loro viejo no aprende a… Y le aviso a la familia dueña de UNT que por ahí vienen otras renuncias masivas.

Enemigo ¿peligroso? Cada vez le prestan mayor atención en el oficialismo a la vida y acciones de Rafael Ramírez, ex Zar del Petróleo en Venezuela ¿Por qué tal afirmación? Me confirman que hay toda una operación de seguimiento de RR por toda Europa, Canadá y Estados Unidos. Buscan hasta el más mínimo detalle de lo que hace y con quiénes se reúne. Hay un objetivo central: neutralizarlo para que se guarde la información que aún no entrega sobre las andanzas corruptas de los líderes del oficialismo y no siga siendo un puente para que Estados Unidos estreche el cerco contra los bandidos rojos. Hasta ahora tienen registro de sus tres residencias en Italia: Roma, Nápoles y una casa de descanso en la zona de Bérgamo ¡Qué vida tan dura! Diría cualquier venezolano de esos que a pesar de la crisis no pierde su sentido del humor. Ramírez tiene residencias en tres áreas importantes de Italia, como son el norte, centro y sur. Sus reuniones con personajes claves las hace en Bérgamo y Nápoles, porque en ambas tiene facilidades para una evacuación rápida. En Roma poco se reúne porque la capital es difícil para huir, por las dificultades del tránsito. Saben de sus constantes viajes a España, aunque no tiene viviendas registradas en ese país. En el oficialismo ven a Rafael Ramírez como un enemigo peligroso, por lo que buscan información que les permita “convencerlo” sobre la conveniencia que guarde silencio.

PCD. A pesar de estar fuera de Venezuela la labor política del amigo, Carlos Alaimo, no se detiene. Recién me enteró que su organización política, el Partido Centro Democrático (PCD)  creó su capítulo internacional para la lucha fuera del país y la búsqueda de alianzas que apoyen la restitución de la democracia y la recuperación del país. Y más interesante aun es que sumó en ese esfuerzo a un dirigente político de la talla de Eduardo Fernández, quien además posee importantes relaciones con la democracia cristiana internacional. Buena esa iniciativa del PCD. Todo lo que suma es importante para Venezuela.

Felicitaciones: Señor Omar Prieto le tengo una pregunta ¿Ya felicitó a la familia Cabello? Usted se preguntará las razones para dicha felicitación, pues le cuento que un integrante de esa familia celebró que logró su ¡Primer Millón de $$$$! Lo hizo a través de un testaferro que les maneja sus inversiones en Orlando, Florida. Ellos comenzaron desde abajo en Estados Unidos con una empresa de limpieza y ya lograron su primer millón de los verdes. Digno ejemplo de una familia chavista emprendedora. Me prometieron el nombre de ese testaferro que hace los milagritos, porque ya el gobierno federal le sigue la pista. En cualquier momento les quitan las escobas y lampazos.

¡Wanted! Tal como adelantamos en nuestra pasada columna, la orden de búsqueda y captura contra Tareck El Aissami es un peligro precedente para los líderes del oficialismo, por cuanto ya Estados Unidos no se conforma con sancionarlos a ellos y sus testaferros, además de despojarlos de buena parte de lo robado al erario público, sino que los califica como delincuentes que son prófugos de la justicia gringa. Esa decisión encierra muchos riesgos para los líderes del oficialismo. Que sean buscados por EEUU implica que esta nación pudiera solicitar alerta roja de Interpol y que pueden ser detenidos al pisar cualquier aeropuerto. Sin la gravedad de la acción contra el “turco El Aissami”, ya el “Pollo” Carvajal lo vivió cuando fue detenido en Aruba en julio de 2014. Aunque el solicitado desestimó la acción de ese país, en sus gestos demostraba gran nerviosismo. Literalmente está preso en Venezuela. No sería extraño que EEUU emita nuevas acciones del mismo tenor contra otros líderes del oficialismo, entendiendo que la mayoría están siendo solicitados por diversos delitos.

El vuelo del “Pollo”. Se anunció la pronta extradición a Estados Unidos del general, Hugo “El Pollo” Carvajal, luego que España autorizara su entrega. El “Pollo” buscó desde el comienzo de su detención un acuerdo con los gringos, para convertirse en un nuevo y valioso “patriota cooperante”. Ese viaje del general Carvajal preocupa a muchos, ya que él tiene mucha información comprometedora de varios líderes oficialistas, pero sobre todo de aquellos involucrados con el narcotráfico. Una de las dudas en torno a la situación del “Pollo” es si aún tiene como aliado a un poco maduro dirigente político zuliano que comenzó en Copei, pasó por Un Nuevo Tiempo (incluso con cargos en la Gobernación del Zulia) y que terminó trabajando con Arias Cárdenas y que se convirtió casi que en mano derecha de Carvajal en Venezuela.

Ascenso de consolación. Maduro puso la torta con el ascenso a general en jefe de Jesus Suárez Chourio. Luego de su cambio de la Comandancia del Ejército, éste alto oficial salió muy molesto, pero además había ruido en la institución. Por eso Maduro le inventa un cargo al lado del nuevo Comandante del componente y ahora le otorga otro sol como premio de consolación. Con eso, Suárez Chourio perdió parte de la credibilidad que tenía en la oficialidad.

Milisgnb. La incorporación de milicianos a la Guardia Nacional Bolivariana no sólo es una burla a los efectivos de ese componente, sino la mejor demostración que los niveles de deserción de oficiales, suboficiales y personal de tropa va en aumento y no tienen suficiente personal para cubrir las necesidades de la GNB, que dicho sea de paso es el componente de mayor presencia en el territorio nacional. La cantidad de sus miembros que desaparecen de los cuarteles aumenta en la medida que sus ingresos no les alcanza, pero además en la misma proporción que se incrementa el asedio y la vigilancia. Si Maduro pensó que con eso estaría ayudando a la GNB, se equivocó porque más bien ofende que milicianos sin ningún tipo de capacitación asuman las funciones de la institución.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...