El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Venezuela tiene hambre, por Manuel Ocando

El venezolano de hoy come menos y come mal. La falta de acceso a productos esenciales, como la leche, la carne y las hortalizas, y la dieta actual que se basa principalmente en 10 alimentos, ponen en riesgo la salud de todos los estratos sociales. La reducción en la cantidad de comida que adquieren los venezolanos quedó evidenciada en la Encuesta de Seguimiento al Consumo de Alimentos que publicó el Instituto Nacional de Estadísticas. El consumo de comida se derrumbó en los últimos años y la población ha entrado en una situación de insuficiencia calórica.

Las imágenes de las extensas las para comprar comida en Venezuela se han transformado en una nota cotidiana que refleja la escasez de alimentos que sufre el país. No se puede describir la situación como hambruna, tal y como la de ne el Programa Mundial de Alimentos de la ONU. Sin embargo, en diversas zonas de Venezuela se está pasando hambre.

Encovi mostró que ya en 2015 casi tres millones y medio de venezolanos no hacían las tres comidas. Argumenta que “la gente no come lo que debe sino lo que puede, lo que consigue”. La Fundación Bengoa, por su parte, estima que 75 % de la dieta de los venezolanos se limita a comer carbohidratos.

Diversas encuestadoras lo han reportado recientemente: Datos encontró que 90 % dice comprar menos alimentos, Venebarómetro estima que 31 % asegura comer menos de tres veces al día y Encovi halló que 15 % considera su alimentación no balanceada o deficiente. “Las respuestas de los venezolanos cuando se les pregunta qué comen, son las siguientes: el 12 por ciento expresa que comen dos o menos veces al día, 40 % respondieron que lo que comen es maíz, arroz, pastas y grasas y al 87 % no le alcanza la plata para la comida”.

Roberto Briceño León, director del Observatorio Venezolano de Violencia, sostiene que en sus 47 años como sociólogo es la primera vez que puede afirmar que “hay hambre” en el país.

La explicación de la escasez y desabastecimiento que afecta a Venezuela, tiene muchos elementos pero quizás el más resaltante es la crasa incompetencia del gobierno en reconocer que el modelo de la revolución es totalmente ine ciente y que la corrupción, la fórmula de controles y las expropiaciones nos han traído hambre y desempleo a todos los venezolanos. Las consecuencias más funestas de la escasez serian terribles en términos de la salud del venezolano, al estarse comprometiendo el futuro de las nuevas generaciones sino se implementan los correctivos necesarios a tiempo. Los niños malnutridos afectados por la crisis alimentaria actual serian unos niños a los que se le afectara su capacidad biológica, cognitiva y social.

La verdad es que los venezolanos están pasando hambre y no es insensato pensar que este es el factor causante de la situación de desesperación, sufrimiento y angustia que vivimos actualmente y es por ello que tenemos la obligación como ciudadanos venezolanos, confirmeza y convicción, de producir un cambio político con la formación de un Gobierno que promueva la unidad del país. Todas las luchas democráticas que tienen lugar en Venezuela, inclusive en contra del hambre inducida, deben ser articuladas en torno a los mecanismos constitucionales previstos para tal n. Solo de esta manera podríamos salir de una de las peores crisis en la historia de América Latina.

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...