El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

V Jornadas de Pregrado: “Innovación y calidad educativa”, por Judith Aular

Hace algunos años atrás, cuando iniciamos la gestión en el Vicerrectorado Académico, nos fijamos la meta de innovar los programas del Pregrado con currículos enfocados en un nuevo modelo de formación por competencias.

El balance ha sido positivo y más del 80% de las Escuelas y Programas han activado los nuevos diseños, tras un arduo trabajo de análisis e impacto de cada profesión y su inserción en el contexto local y universal.

Ayer, se dio inicio a las V Jornadas de Pregrado, evento que tiene por lema este año “innovación y calidad educativa”. Estas jornadas son realizadas de forma bianual y se ha convertido en una tradición académica universitaria, en la que se propicia la interacción, socialización e intercambio de experiencias académicas, ideas, conocimientos, en donde profesores y estudiantes de Pregrado y postgrado se encuentran para discutir y divulgar resultados de investigaciones y reflexiones sobre la dinámica educativa de la universidad.

Es propicio recordar aquella frase del maestro Simón Rodríguez: “O inventamos o erramos”.

En estos tiempos, donde es necesario la justa innovación de los procesos educativos, no podemos pasar por alto la transformación de nuestra universidad y de todos sus programas, adaptados a las nuevas necesidades que nuestra sociedad requiere.

Las demandas de una sociedad en constante evolución, pero al mismo tiempo con profundos desequilibrios, están exigiendo a la Universidad, del presente, la formación de profesionales más críticos, capaces de concretar el cambio en sus entornos, con creatividad y vocación de servicio.

En países como los nuestros, de profundas desigualdades y demandas del saber, las competencias que debe ofrecer la universidad a sus estudiantes no pueden ser “las de siempre”, ni las necesarias para la supervivencia de la institución. Es justa la transformación en todos los ámbitos que amerite la universidad en beneficio de los estudiantes.

La próxima década está a la vuelta de la esquina y está llena de incertidumbre ante las posibilidades que tienen las instituciones tradicionales de mantener sus pesadas estructuras en tiempos de eficiencia y capacidad de respuesta inmediata. Hay que avanzar al ritmo de nuestros tiempos.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...