El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Tiempos de reflexión, por Judith Aular de Durán

Nos encontramos otra vez en Semana Santa. La Última Cena de Jesucristo es evocada en estos momentos como un episodio donde invita a la unión y la reflexión con nuestras familias.

Ese momento histórico en la cristiandad, antes de la Pasión, en la que Jesús levanta el pan, ha sido recreado muchas veces en pinturas y en obras cinematográficas. No pierde vigencia aquel mensaje: “Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí”. (1 Cor 11:24).

De igual forma agarró el cáliz, después de haber cenado y dijo: “Esta copa es el nuevo pacto de mi sangre; haced esto todos las veces que la bebiereis, en memoria de mí” (1 Cor 11:25). Esas palabras repetidas en la sagrada eucaristía de la Iglesia Católica nos recuerdan que debemos compartir con nuestro prójimo.

El papa Francisco en su mensaje para esta Cuaresma ha dicho: “No perdamos este tiempo de Cuaresma favorable para la conversión”. Sigamos en la búsqueda del conocimiento y la verdad que solo la Santa Palabra puede otorgar, no se puede perder la esencia de esta época, que con el paso del tiempo se ha ido apagando por vanidades sin recordar su verdadero significado.

En esta Semana Santa, el tiempo es propicio para acudir a la eucaristía. Esa celebración que fue establecida aquel Jueves Santo por Jesús en la Última Cena, es el momento ideal para que sigamos el camino de la verdad y la vida eterna. “Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios” (Apocalipsis 19:9).

Vivamos pues, la consagración del pan en el cuerpo de Cristo y del vino en su sangre bendita que nos permite recordar el sacrificio y sufrimiento en la cruz del Calvario. Ejemplo divino de la fe que nos permite llegar al encuentro con Dios en estos días de Cuaresma y recordando aquel último momento en el que Jesús compartió con sus discípulos antes de su muerte.

Desde la Parroquia Universitaria “San Juan Crisóstomo y San Juan Pablo II” elevamos plegarias por la paz y la unión nacional, que prevalezca la reconciliación entre todos los venezolanos, por el bienestar de nuestros jóvenes universitarios para que continúen en la búsqueda de sus sueños y metas y para que en estas fechas el amor, la reconciliación y la reflexión sean nuestros principales propósitos.

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...