El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

Simón García// Mirar al 2020

Advertía   Montaigne, el más grande de los ensayistas según Harold Bloom,    que “locura es, en lugar de transformarse en  ángeles, transformarse en bestias”. La animalia es por definición una comarca contraria a la política, la cual no sólo es lucha por el poder sino también opción ética.

 

Una poderosa razón actual de cambio es la corrupción absoluta de la autocracia. Pero a veces, unos opositores, rebajándose como seres humanos, saltan a las noticias, para vergüenza de todos, encaramados en una pillería: ínfima muestra de especímenes sin razón de ser, cuya indiferencia por principios y valores, afecta gravemente la percepción de la oposición, su confiabilidad y su condición de alternativa.

Anomalía de pocos que hacen daño a muchos.   Es cierto que las páginas rojas de la política rebozan de escandalosas corruptelas oficialistas y de la impunidad como regla del poder. Pero un delito no se excusa en otros ni la reputación deja de perderse por una contabilidad sobre la distribución de bandidaje entre lados que dejen de ser diferentes. Los diputados señalados de extorsionar  corruptos son parte de la misma maquinaria de la descomposición del régimen, a menos que en ejercicio de su derecho a la defensa, comprueben su inocencia.

 

Los partidos y la AN respondieron con buen paso. El mecanismo profiláctico se puso en marcha y ahora esperamos que la investigación concluya y que las sanciones a quienes resulten responsables tomen el lugar de las palmaditas en la espalda. El 15 de diciembre el diputado Edgar Zambrano promete informar al país sobre las conclusiones de la investigación. El manejo mafioso de instancias opositoras es un síntoma de las dimensiones de la destrucción y   descomposición del país como consecuencia de un régimen que confisca la democracia, anula la justicia y pervierte la función pública.  Por eso, la respuesta no puede consistir en mover la mata sin tocar sus raíces.

El combate y freno a la destrucción del país está hoy en resolver el nudo de un empate catastrófico que tiende a prolongarse si la oposición no cambia la estrategia.   La falta de logros de la oposición no puede disimularse en las acciones que toma la comunidad internacional, en la cual comienza a nacer la convicción de que los errores pesan en la incapacidad para construir oportunidades de cambio. El más prominente de todos es combatir en el escenario donde el régimen tiene mayores fortalezas y abstenerse donde exhibe mayores debilidades.

 

No es que Maduro se oxigene, es que a la oposición le faltan pulmones. Se empeña en buscar la carrera con mayores obstáculos. La apuesta por la violencia y las  salidas militares es un ancla que hay que cortar, antes que siga hundiendo a la oposición en su nada.   Aún puede darse un gran viraje conservando la dirección actual, si Guaidó expresa la urgencia de rectificar, formula propuestas que unan al país diverso y descontento y transformen el rechazo silvestre en un desafío electoral capaz de deslegitimar al autoritarismo con votos y organizar la rebeldía para presionar una transición plural hacia el relanzamiento de la democracia y la reconstrucción de la economía, las instituciones y el bienestar. Aún podemos asomarnos a la ventana para mirar bien hacia el 2020, antes que el tren arranque y nos quedemos otra vez en el andén por seguir en la locura.

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...