El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Salarios y dignidad laboral, por Rubia Luzardo

Es una realidad innegable la situación crítica que viven los venezolanos con respecto al salario que impacta su poder adquisitivo para mantener los gastos básicos del hogar y la familia. El incremento del veinte por ciento anunciado por el ejecutivo nacional, no solventa la situación del trabajador contrariamente lo agrava puesto, es una constante económica que a mayor liquidez en el mercado los niveles de inflación se elevan y eso afecta significativamente la crisis social y económica.

Este escenario se repite en todos los sectores profesionales del país, particularmente el sector educativo reclama la atención urgente al salario que diezma cada día la calidad de vida del educador, en el campo universitario el año 2015, estuvo signado por un paro académico de las universidades autónomas en el marco de la contratación colectiva de sus trabajadores, sin embargo, hoy los universitarios no nos sentimos dignificados laboralmente en virtud de que el ingreso no se equipara con el nivel inflacionario nacional.

Con el incremento salarial que empieza a regir a partir del primero de marzo, los ingresos del personal docente con categoría de instructor, asistente y los que tienen dedicación a medio tiempo, vuelven a quedar por debajo de la tabla mínima, considerando que estos deben poseer titulo pregrado, postgrado y cursos de avance, la motivación a ser docente e investigador no es la más alta. Es realmente preocupante y así lo expresan los diversos gremios esta situación de desmejora salarial al profesor universitario.

Esta semana también se hizo viral la noticia del reclamo de los Defensores públicos de la región zuliana, en función de una desmejora de su ingreso salarial, lo cual develó la situación crítica que viven 3.800 empleados de las defensorías públicas del país. Y como imaginar la decadencia salarial que indigna en su derecho humano al trabajo a los funcionarios que se dedican precisamente a defender los derechos de los ciudadanos, es una controversia para el Estado que debe proteger los derechos laborales incluyendo a sus funcionarios. Y lo más grave resulta en que estos funcionarios que reclamaron fueron destituidos inmediatamente de su cargo, violando el principio de estabilidad laboral consagrado constitucionalmente y desarrollado ampliamente en la Ley Orgánica del Trabajo.

En líneas generales, se rea rma que el derecho humano al trabajo y al salario digno son condiciones no se renuncian en ningún caso.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...