El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

Rodrigo Méndez // La incertidumbre y el status quo

En la historia la Venezuela  del 2019 se contará como la fachada de la desintegración del Estado de Derecho, en el entendido del Estado-Nación,  donde  los órganos del poder público: Ejecutivo, Legislativo, Judicial y Electoral son interdependientes  y representan al gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo en ejercicio  pleno de su Soberanía; ya es cuestión social  del pasado.

Hoy en día estamos frente a una dualidad  de personas instalados en ejercicio de la jefatura del Estado, lo cual desemboca en duplicidad de funciones, es frecuente escuchar  que en la administración pública incluso hay una cantidad indeterminada de empleados y funcionarios que ejecutan repetidas tareas y funciones en el mismo tiempo y espacio, por lo que urge  realizar  una Reingeniería Integral,  lo que no es frecuente encontrar dos  Presidentes en ejercicio, quizás en cohabitación.

Esta rareza hoy es conocida como “Caso Venezuela” en los laboratorios de politología,  objeto de estudio que tiene activados los  radares  de los Centros Académicos en Universidades, Organismos Internacionales y ONG que siguen los comportamientos políticos en la sociedad.

El devenir político ha conformado un frente político bicéfalo, conducido por Juan Gerardo Guaidó y Nicolás Maduro Moros.

El segundo, de los antes mencionados Zoo politikón

Usando la expresión

Aristotélica, como consecuencia del fraude electoral ejecutado en fecha Mayo  20 de 2018 y consumado el dia 10 de Enero 2019 con el inconstitucional juramento, se quitó la careta de demócrata y asumió la propia de Dictador, al transformar su Régimen en Gobierno de Facto  o Gobierno de hecho,   en complicidad internacional con Cuba,  China y Rusia, entregando a estos en pago la sumisión al señorío de los Gobiernos mencionado, aun y cuando el abandono de  la soberanía venezolana ya venía ocurriendo mediante un proceso periódico pero continúo de erosión desde “arriba” –actores supra-estatales-, desde “adentro” –actores sub-estatales y sociales-, y también desde el “costado”, -los actores transnacionales ya señalados.

La manera de enmascarar la entrega por lotes del patrimonio Venezolano, fue disfrazando con falsos convenios que plasmaban en letra muerta  “relaciones bilateral”, definición jurídica inapropiada para denominar el vínculo de hecho existente entre los gobiernos susodichos y la fenecida República Bolivariana de Venezuela.

Esto es así en  cuanto que el  ordenamiento jurídico positivo internacional,  definen “relación bilateral”, la que genera entre las partes involucradas obligaciones y beneficios de carácter recíproco. La amarra de Venezuela a Cuba, puede verse como un adefesio jurídico, pues contiene  un abusivo e ilegal contrato “leonino”, el Leon no afeitado se comió completo al lampiño Teniente Coronel Chávez estableciendo un Coloniaje de nuevo cuño, por el cual el país dominado vasallo es poseído por la Metrópolis, esta  la realidad desde comienzo de la era Chávez-Maduro, Caracas cedió el centro de toma de decisiones a la Habana.

Para que la “Simulación Contractual” fuera socialmente asimilada se creó un discurso que incluye …”la ayuda al desarrollo, establecimiento de empresas conjuntas,  grandes transacciones financieras, el intercambio de recursos energéticos y la tecnología de la información”; puro cuento en verdad lo medular fue la cooperación en los campos de los servicios de inteligencia y militares, en el entendido por cooperación la completa sumisión de unos a otros, por lo que toda esa parafernalia resultó tan “cierta” como los títulos universitarios con los que la Pseudo Dra. Gladys María Gutiérrez Alvarado  soportó su calificación profesional para su designación de Magistrada del TSJ con Falsas Credenciales inclusos la tesis Doctoral.

Lo que si es real y notorio,  como  que el Sol ilumina la tierra, es la denuncia de la entrega de los recursos económicos del país  repartidos a cuatro grupos, clanes o bandas crimínales ejecutores de innumerables delitos entre otros el de traición a la Patria, según la  Investigación del forence Dr. Marcos Tarre Briceño, así numerados:

Cúpula, liderada por Nicolás Maduro, Cilia Flores y Familia Castro Ruz.

El mal llamado Cartel de los Soles o para ser más precisos, el Alto Mando Militar de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

La tenebrosa Corporación Siria liderada por Tareck Zaidan el Aissami Maddah, Vicepresidente del Área Económica.

La corporación familiar Diosdado Cabello.

Es sobrada la jurisprudencia internacional que concretiza el Delito de Traición a la Patria como la acción o consumación de actos o conductas dirigidas a coludirse con un grupo, organización o gobierno extranjero a fin de someter a la nación a sus intereses.

Otra característica  que define al “enclenque régimen” es la violencia constante y vulneración de los Derechos Humanos, el asesinato político ordenado desde la cúpula misma del poder es recurrente, de los más inverosímiles están los trillados casos: Fernando Albán,  Oscar Pérez y Pipo Rada.  En la medida que sea más débil el régimen, uso de la violencia será más frecuente. Ahora en este punto vale preguntarse: ¿Cuánto dura un Gobierno enclenque, prematuro, sietemesino? No ha respuesta, pues aunque él Presidente Juan Guaidó juró como presidente interino, ante el vacío de poder declarado por la legitima Asamblea Nacional,  en la versión de país de comiquitas que han convertido a Venezuela y por la naturaleza del régimen  en su lógica de usurpador del poder, que esa sentencia no fuera acatada, propicio es recordar la Fábula de autor desconocido,  del Escorpión que le pide a la Rana que lo ayude a pasar el río, y tan pronto comienza la travesía, el Escorpión  emponzoña a la Rana, “Esta le pregunta incrédula: «¿Cómo has podido hacer algo así? Ahora moriremos los dos», como era predecible no sería acatada.

Todos los jefes tribales se conjuraron  para hacer caldo gallego con los huesos del presidente Juan Guaidó, luego que como un mantras proclamara a los cuatro vientos, la ruta de del cambio acordada por la Asamblea Nacional, si continuamos con las analogías constructivas se nos hace evidente que al menos las fundaciones para esa reconstrucción deberían quedar armadas como parte de la transición no siendo así, pues no ha ocurrido el cese  de la usurpación, tampoco se ha constituido un Gobierno de transición, y en consecuencia no se avanzan hacia la elección libre de un Gobierno de convicción democrática y unidad nacional.

Bajo el sino de la tiranía es muy difícil ser de oposición, implica tener a todo el Estado y sus entes afiliados  como enemigos (salvo los líderes del teclado, opositores radicales desde las trincheras y refugios  antinucleares de Madrid, Miami y Bogotá) en su persecución armados hasta los dientes y provistos de  perros de presas con desarrollo mandibular extraordinario.

Una de las primeras acciones del pérfido  Supremo Comandante fue suprimir el financiamiento a los partidos políticos, estableciendo ni tienen ni pueden tener ningún tipo de financiamiento por parte del Estado, la gran mayoría del pueblo lo aplaudió, sin entender que con esta decisión se abría las puertas a la corrupción dando un paso de avanzada hacia la construcción de la sociedad de partido único.

Los líderes opositores y disidentes están en el exilio, en la cárcel, o viven perseguidos.

El control hegemónico de los medios oficiales se dirige a invisibilizar o descalificar cualquier vocería o actividad que no muestre su fiel apoyo a “la revolución”.

Alberto Barrera Tyszka, afirma en un extenso estudio que: @… la ambición personal y el oportunismo parecen ser ya una condición genética, de unos contra otros. Los dirigentes viven en un contante saboteo suicida”.

Lo cierto es la impresión generalizada qué hay de la oposición venezolana de pasar por un proceso de fragmentación, hay la convicción de que tan pronto surge  un liderazgo sólido,  de inmediato como aves de rapiña le caen hasta derrumbarlo, peor aún, se unen y actúan como manada de hienas, uno entiende que  las rivalidades entre estos son inevitables, pero que no sea  la ley de la selva  la regla.  La imagen observada en la Sabana Africana del cómics El Rey Leon,  donde vemos desde robo de comida hasta el asesinato de crías sería un buen gráfico.

De momento, la decisión del Presidente Guaidó haciendo un llamado a la unidad y su compromiso por que se supere con rapidez esta etapa, promuevan la cordura.

Acostumbrados a la osadía crítica del radicalismo, quienes ofrecen el asalto a Miraflores sin contar con cañones ni municiones y a riesgo decepcionar,   el Pdte. Guaidó

esta vez  optó  por aplicar la lógica política por lo que su tarea de momento es  recuperar la confianza, sin esperanza, nadie  marcha a la conquista del poder” (máxime cuando él hambre campea), y así manifestó: “No tengo duda que el 2020 será el año de la República y de la libertad”

Hago votos por que Dios Bendiga al Pueblo de Venezuela y diga Amén.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...