El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

Rodrigo Méndez // ¿Condenados a vivir atados a la pobreza?

Los países que no conocen su historia se condenan a vivir día a día el mismo drama, alejarse de esta realidad requiere formar ciudadanos de primera, que tengan conducta cívica, vivan conectados del mundo e informados de las diversas opiniones de la realidad, críticos, pensantes, que reflexionen sobre la situación en que viven.

Es fundamental levantar el manto de opacidad que caracteriza la relación pueblo-gobierno, revisar los hechos de la historia y compararla con los eventos marcadores recientes, y seguro la conclusión es que el sentimiento de identificación nacional ha retrocedido.

A esa conclusión podemos llegar luego de comparar la forma como realizada la conquista. Esta arranca declarando que el fundamento de la propiedad territorial está en la llamada americe hispana, según los conceptos jurídicos, su origen está en la bula del 3 de mayo de 1493 emanada del papa Alejandro VI, en la cual el Vicario de Cristo en la tierra concedía y asignaba las tierras descubiertas al señorío perpetuo de la corona castellana.

Más de tres siglos fueron necesarios para que surgiesen los jóvenes y otros no tanto, que desarrollaran el liderazgo que condujo al cambio de paradigmas.

La revolución del 19 de abril de 1810 marcó el inicio de la lucha por la primera independencia, la del dominio español en Venezuela. Fue la proclama que se firmó para acabar con la condición de Colonia y fundar nuestra Patria. El 2 de marzo de 1811, en la casa del Conde San Javier (hoy esquina de El Conde) en Caracas, con asistencia de la Junta Suprema, se acuerda la lucha por la independencia y se constituye el Estado de Beligerancia, siendo acordado hacer la declaración y Acta de la Independencia, que aunque está fechado en Caracas el 5 de julio de 1811 (porque ese día fue declarada) en realidad fue redactada en la noche del día 5 al 6 o en el transcurso del día 6, aprobado el 7 por el Congreso y presentada el 8 al Poder Ejecutivo. El 24 de julio de 1823 se libró la Batalla Naval del Lago de Maracaibo, que enfrentó a las escuadras del Almirante Colombiano José Prudencio Padilla y las del Comandante Español Laborde, quien tras un intenso combate y ante el ímpetu y valentía de los patriotas criollos, tuvo que capitular y emprender la retirada, lo que resultaría la victoria decisiva para el fin de la Guerra de Independencia Venezolana.

Podemos observar, según la narración que antecede, desde la proclama del 19 de abril hasta el 24 de julio de 1823, fue necesario que transcurriera 13 años y 96 días para que se ganara la primera Independencia.

Con diferencia la segunda ocupación de las tierras venezolanas no se dan por un hecho fortuito, el descubrimiento.

En esta ocasión la ocupación vino de la mano de Hugo Chávez , el Teniente Coronel abrió las puertas al Coloniaje “Cubano”, proceso camuflado con supuesto contrato de cooperación internacional en las áreas de deporte y salud, a través de los cuales se ocultan el ingreso de tropas y personal de inteligencia militar, pero igual Venezuela se convierte por la entrega voluntaria del traidor, en un satélite de Cuba, pequeña Isla con tan solo 10 millones de habitantes que viven anclados en el siglo XIX, por voluntad y el andamiaje ideológico que su caudillo montó para la toma y el control perpetuo y total de ese país.

Ahora se trataba de extrapolar los principios básicos del CASTRISMO que parte de las ideas centrales del marxismo, esto es: El materialismo histórico, la lucha de clases y la revolución obrera e incorporar las dos herramientas que le han garantizado el sostén del Poder: El miedo y el odio. Estas cinco premisas pasan a construir la teoría básica del CASTRISMO.

Fidel Castro y sus sucesores con buena propaganda ofrecen su “Know How”, su marketing político es la manipulación de la psique social dirigida a mantener el poder. El instrumento inicial es la siembra del odio en el pueblo, mientras más radicalismo, más polarización, mayor resentimiento social, el sujeto que solo alberga odio no le interesa mejorar su condición, lo que persigue es que los demás estén peor, la promesa de la igualdad social, junto con el martirio, lleva al individuo al avasallamiento fanatizante, permitiendo el control del ave absolutista por parte del estado, y donde no llega la posesión intelectual del individuo se recurre a insuflar “el miedo”.

Es un catequizar la Confesión de la fe comunista, y el país con las mayores reservas petroleras del mundo, siempre será un botín muy tentador, por lo que fuera un objetivo vital, al que dedicó sus energías y concentró a su inteligencia militar denominado Dirección de Inteligencia, DI o G2, con la tarea de hacerse de la voluntad de sus gobernantes.

La elección mayoritaria de un personaje explícitamente opuesto a la democracia como HUGO RAFAEL CHÁVEZ en un país tan decisivo como Venezuela, marca un hito, un giro fundamental en la historia reciente de América Latina, luego fue fácil la multiplicación del efecto, Hugo se convirtió en la caja de resonancia del CASTRISMO y acto seguido llegaron al Poder Néstor Carlos Kirchner en Argentina, Luiz Inácio Lula da Silva en Brazil, Evo Morales Ayma en Bolivia, Rafael Vicente Correa en Ecuador, ayudados por los dólares de fuente Pdvsa y en común contemporáneos a Andrés Pastrana Arango en Colombia, quien abriera las puertas a Álvaro Uribe Vélez, fuerte líder de corriente antagónica a la del personaje en mención.

Así la ocupación no termina con la prematura muerte del rebautizado Comandante Supremo, quien con estertor anunció su muerte, y los esteroides lo llevaron al final de su mandato, pero no así a su legado.

Lo sucede en el poder un hombre formado en la Escuela Superior del Partido Comunista “Ñico Lopez “ del más grande archipiélago del mar de las Antillas, albergue del más grande propulsor del mal latinoamericano, pues allí se han incubado los movimientos guerrilleros advenido al narcotráfico y al terrorismo, hablo del delfín de Fidel Castro, quien debutó de las manos de Jorge Rodríguez padre, en la Liga Socialista, quien le recomienda que se deje el bigote para que sea el Lósif Stalin venezolano, Nicolás Maduro Moros.

Una de las primeras acciones como Presidente en ejercicio debió ser una decisión muy del Libro Rojo de Mao, crear el Centro Estratégico de Seguridad y Protección de la Patria (Cesppa) creado en el 2013 para unificar la información confidencial que antes manejaban de forma separada la Dirección de Inteligencia Militar (DIM), el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) y los cuerpos policiales.

Con la experticia del aparato de inteligencia la dictadura logra desactivar movilizaciones cada vez que están contra la pared:
2003 diálogo con expresidentes Carter y Gavidia.
2014, diálogo por TV en Miraflores 10 abril.
2016, diálogo moderado por el Vaticano.
2017 diálogo en Dominicana
y en 2019 diálogo en Barbados.

El resultado de los actos le han permitido al régimen conservar el poder, pero su costo es muy elevado, la opresión ha sido masiva y silente, centra su trabajo en la descomposición moral de la sociedad, la inversión de valores y el manejo ilimitado de recursos económicos le han permitido mantener un bozal a diversos medios que el simple atosigamiento no es suficiente, así también ha sido eficiente en crear división en el campo opositor, manteniendo a los partidos adversos al tirano arrinconados, restringidos a lo que queda de la clase media.

Sin embargo temprano o tarde el castillo de naipes se desmoronará, porque tenemos que tener claro y no olvidar nunca, que el buen liderazgo se basa siempre en la verdad, y no es precisamente esta la característica principal de Nicolás Maduro.

Cuando no conoces el rumbo por donde caminas, sabrás donde arribaras solo cuando llegues y de seguro al jefe de la comitiva le esperan los barrotes.

El presidente Lincoln afirmó: “Se puede engañar a todo el mundo algún tiempo…se puede engañar a algunos todo el tiempo…pero no se puede engañar a todo el mundo todo el tiempo”, este pensamiento sentó las bases de la política contemporánea, por lo menos en cuanto a declaración de principios.

Y es preciso afirmar que pronto surgirá de esta barbarie el mando capaz de expulsar al invasor, y descabezar a quienes entregaron este territorio y sus riquezas a los depredadores del tesoro de la nación.

Ese nuevo liderazgo será de hombres y mujeres intachables, signados por la lealtad, la moral y una conducta cívica irrefutable, quiénes recojan la fuerza de los mártires que han irrigado este bendito suelo con su sangre, de cuyas acequias brotaran frondosos árboles, venezolanos centrado en la promoción de una sociedad inclusiva que impulse la paz, sin trasnochado mesianismo. Un pueblo que trabaje duro para lograr el desarrollo sostenible, la provisión de acceso a la justicia para todos y la construcción de instituciones responsables y eficaces a todos los niveles.

[email protected]

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...