El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

Ramón Guillermo Aveledo // Liderazgo inspirador

Es de recién publicación Churchill, caminando con el destino la nueva biografía del estadista por el destacado historiador Andrew Roberts, muy bien recibida por la crítica. Apenas empiezo a leer el libraco de 1105 páginas, escogiendo capítulos que me interesan. Anduve por el período 1900-1905 cuando se pasó al liberalismo desde el conservatismo familiar, al cual regresaría sin renunciar a su singularidad en la década de los veintes y me detuve en los meses de enero a julio de 1945, de victoria bélica y derrota electoral, una paradoja comprensible que vista a distancia es difícil de digerir. La II Guerra Mundial, en la cual fue el campeón indiscutible de la nación, significó un enorme cambio social en el cual se veía como una reliquia victoriana. Larga lista de virtudes y defectos la de este político formado en Harrow, uno de los colegios clasistas de la élite británica y en Sandhurst, la academia militar. Ahora mismo se me ocurre destacar sus inmensas inteligencia y cultura y su apasionado amor por su país y su historia, cualidades que se echan de menos y, me atrevo a decir, no sólo en el liderazgo de su propia patria.

El mismo Roberts escribió en 2003 Hitler y Churchill, los secretos del liderazgo un trabajo excelente que sin evitar las características personales de los dos grandes conductores, se enfoca en el tema del liderazgo. Recuerda allí, por cierto que el libro de Allan Bullock sobre las Vidas paralelas de Hitler y Stalin “demostró cuántas técnicas totalitarias copiaron los nazis de los bolcheviques”, ambos caracterizados por una “teatralidad amplificada”. Sus similitudes van más adentro de la imitación que la hay, tienen que ver con parentescos íntimos no reconocidos.

“El liderazgo carismático –dice Roberts- se basa en las cualidades casi místicas que los partidarios de un líder le confieren”. Hitler irradiaba carisma, Churchill nunca llegó a proyectarlo. “Churchill es el arquetipo de un líder inspirador, pero nadie lo veía sobrehumano, etéreo o lo consideraba en un plano distinto al resto de la humanidad”. Inspirador porque en el más difícil y crucial de los momentos de su larga historia logró  promover en su pueblo las capacidades y la fuerza para no rendirse y salir adelante.

Muchos libros se han escrito sobre Winston Churchill. De seguro muchos más se escribirán. Lo significativo es que sin desconocer sus debilidades humanas su estatura crece con el tiempo por lo que logró para bien del progreso.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...