El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Rafael A. Rincón // Hablemos de Educación XIX

Como es de conocimiento público, recientemente se firmó un Acta Convenio del sector Educativo con el Órgano Rector, el MppE, dando de esta manera un lapso de extensión a la II Convención Colectiva Única y Unitaria, firmada en Marzo 2.018 con bombos y platillos por parte del propio Presidente de la Republica, por cierto la misma puede ser considerada como incumplida en un 90% por parte del Patrono, ni se diga de las Gobernaciones, como en el caso de la Gobernación del Estado Zulia, que aún mantiene a los Educadores con salarios miserables y peor aún a los jubilados y pensionados, que no les permite cubrir ni para ellos, ni para sus familiares las necesidades básicas en el hogar, sumergiéndolos prácticamente en condición de pobreza extrema.

En atención a ello, las Federaciones Sindicales solicitaron sentarse con las Autoridades Educativas Nacionales para lograr algunos acuerdos durante los siguientes seis meses, sin producirse la discusión de una nueva Convención Colectiva, porque tomaría mucho tiempo discutirla y aprobarla, por ende, se hacía imperante lograr acuerdos para un nuevo Tabulador Salarial y dichos acuerdos serian revisados en breve tiempo.

En efecto, así se hizo y las Federaciones luego de varias reuniones, llegaron a acuerdos y firmaron el Acta Convenio con el Patrono.

Entre los acuerdos, observamos con preocupación la implementación de ciertos pagos de bonos a través de la Plataforma Patria, que por cierto no tienen incidencia salarial, solo surten efecto como ingreso económico para los trabajadores.

Por otra parte, las primas acordadas no se ajustan a la realidad económica del País, así como, un complemento de Protección y Estabilidad económica también sin incidencia salarial.

Así mismo, el incremento a la prima de Aspectos Propios del Ejercicio Docente del 10% al 25%.

Es importante destacar, que estos beneficios serán extensivos a los Jubilados y Pensionados, por lo que podemos afirmar en este sentido, que se ha comenzado a hacer justicia con este grupo de Trabajadores que dieron gran parte de su vida en esta loable Profesión, aunque aún faltan otros beneficios por incorporarles como es el caso de las cuatros semanas de ajuste salarial que no reciben a la fecha.

Uno de los aspectos importantes en estos acuerdos, es la adecuación del Tabulador Salarial, ubicando a los Educadores como Profesionales Universitarios y no como T.S.U, como lo venía haciendo la Onapre, durante año y medio, por lo que los Docentes dejaron de percibir una buena cantidad de dinero mensualmente,

Conclusiones: Rechazamos los acuerdos, alcanzados a espaldas de los Docentes Venezolanos, pudieron ser mejores, son insuficientes, muy pobres, un Docente en cualquier País civilizado gana mínimo de 1.200 dólares mensualmente, trabaja en óptimas condiciones, tiene resueltas las necesidades básicas de vida, eso es lo que exigimos.

Seguiremos hablando de Educación.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...