El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Oscar Bianchi // Separados del mundo

La situación de Venezuela no tiene precedentes y se oscurece el panorama ante la actitud del régimen.

El día 27 de febrero, Nicolás Maduro declaró persona no grata y con ello dio un plazo de 72 horas para concretar la expulsión de Brilhante Pedrosa, Embajadora de la Union Europea en Venezuela.

El motivo del régimen se origina de las sanciones contra 19 altos funcionarios venezolanos ascendiendo a 55 el número total de funcionarios venezolanos sancionados por la UE.

Esta actitud de Maduro no es nueva, recordemos que el 29 de junio de 2020, después de otro paquete de sanciones, Maduro había declarado persona no grata a Brilhante y también le dio 72 horas para salir de Venezuela, pero dio marcha atrás entonces después de negociaciones con el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell.

En esta oportunidad, un día después, en reciprocidad, la Unión Europea declaró persona non grata a la representante de Venezuela ante el bloque, Claudia Salerno.

En el mismo orden de ideas, el dabado 27 de febrero, Maduro anunció que ordenó “revisar a fondo” la relación con España tras el apoyo de la canciller española, Arancha González Laya, a la política migratoria de Colombia en medio de un masivo éxodo de venezolanos.

Por su parte, en la visita a la frontera colombiana, González Laya aplaudió la decisión del gobierno de Iván Duque de crear un “estatuto de protección temporal”, que otorga diez años a los venezolanos para que regularicen su estadía en Colombia y tramiten una visa.

Además de esto, el régimen venezolano entregó el pasado miércoles 24 de febrero. notas de protesta a los jefes de las misiones diplomáticas de España, Francia, Países Bajos y Alemania.

¿Que pretende con esto el Nicolás Maduro?

Pudieran darse varias lecturas a esa disposición del régimen, pienso que acorralado, busca una salida de huir hacia adelante, con arrogancia enfrenta al mundo que quiere ayudar a buscar las vías de negociación o acuerdos para salir de la crisis venezolana, volver a tomar la senda democrática y recuperar el pais de la ruina y miseria a la que la han llevado en estos últimos 21 años.

Se aísla del mundo democrático, con ello intenta hacer frente a la presión internacional y espera tener una posición adecuada para favorecerse en cualquier negociación venidera dando la equivocada apariencia de su fortaleza.

La respuesta de la UE no ha sido la que esperaba, sigue esta desconociendo su legitimidad, así como el proceso electoral del 6D y la AN que ese evento produjo.

Estados Unidos mantiene la misma línea dura contra el régimen señalado así por distintos voceros del gobierno norteamericano, lo más reciente: “El gobierno del presidente Joe Biden “no tiene prisa” por levantar las sanciones de Estados Unidos a Venezuela, pero consideraría aliviarlas si el presidente Nicolás Maduro toma medidas de fomento de la confianza que demuestren que está listo para negociar seriamente con la oposición”, dijo a Reuters un funcionario de la Casa Blanca.

En conclusión, Maduro pretende “encarcelar” al país aislándose para mantenerse en el poder.

Las consecuencias serían de magnitudes gigantescas, más de lo que está ocurriendo en el país.

El ciudadano común es quien más padece la falta de definición del régimen que solo ambiciona mantenerse en el poder.

Esperamos que pronto se recobre la sensatez y se tome un camino correcto para acordar una salida.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...