El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Oscar Bianchi // Pensamientos Oscuros

En los pasados días se han venido suscitando unos acontecimientos que no son para nada extraños, pues el régimen venezolano ya nos tiene acostumbrado a verlos.

El pasado Lunes 12 del mes corriente, se presentaron unos hechos irregulares en la Capital venezolana, fue detenido, secuestrado e incomunicado por cuerpos de seguridad del estado el dirigente opositor perteneciente al partido Voluntad Popular: Freddy Guevara, mientras transitaba por la avenida Francisco Fajardo luego de ser interceptado.

Mientras el hecho mencionado ocurría, en otro lado de la ciudad, específicamente en el sótano del edificio residencial donde habita el presidente interino Juan Guaidó, era producto de un acto que parecía ser con la intención de detenerlo, se apersonaron unos funcionarios con gran armamento, detonaron disparos y hasta un artefacto explosivo. Se hicieron presente muchos vecinos y al final del capítulo, los funcionarios se retiraron sin llevarse a Juan Guaidó.

Si ser experto en la materia puedo manifestar, pensando en frío, que tal hecho pareció ser una distracción de momento, toda vez que si lograron abrir la puerta del vehículo, bajado y sometido al chofer de la unidad, no les era imposible hacerlo con el presidente interino quien estaba sentado en el asiento de copiloto. Parece haber sido una distracción para opacar o evitar lo mediático que era la detención de Freddy Guevara.

Luego de esto, el martes 13, El presidente de la Asamblea Nacional oficialista, Jorge Rodríguez pide a la Fiscalía detener a Luis Somaza, Hasler Iglesias, Gilber Caro y Emilio Graterón acusando a los dirigentes de conspirar junto a Freddy Guevara y Leopoldo López para provocar la ola de violencia desatada en la Cota 905 por la banda de El Coqui, utilizando para ello argumentos o pruebas de dudosa credibilidad como ya nos tiene acostumbrado este régimen.

Tampoco soy experto en materia de manejo de la tecnología de teléfonos móviles, pero consultando a algunos conocedores y revisando algunos tutoriales al respecto, he podido aclarar que es muy fácil, para algunos, fabricar una página de conversación entre dos teléfonos desde un tercero.

El régimen venezolano nos tiene acostumbrado a repetir novelas para distraer la mirada de la población ante otros hechos que pudieran afectarle o comprometerlo.

Este capítulo pudiera estar diseñado para que apartemos la mirada de unos eventos que se están dando u otros que pudieran darse, me atreveré a mencionar algunos posibles:

1) La situación en Cuba es preocupante para los países que tienen personeros en el poder gubernamental con pensamiento o ideología comunista, socialista distorsionada y dictaduras disfrazadas de demócratas. De dar resultados la lucha que hoy mantiene la población cubana exigiendo libertad y atención pública, si cayera el régimen que ostenta Miguel Díaz Canel heredado de los hermanos Castro, sería el inicio para que, por añadidura, despertara en las otras naciones de iguales regímenes el sentir de sus pueblos por luchar con más fuerza y unidad hasta lograr su libertad y democracia.

2) Ante la caída vertiginosa que lleva por años el reconocimiento del régimen en materia gubernamental, en materia económica, salud, educación, y otros, y ante la posibilidad de un acuerdo negociado para asistir a un evento electoral con garantías que pudiera comprometer la administración de gobiernos regionales y locales, le da nuevamente una patada a la mesa de negociación y se apresta a un nuevo fraude electoral no reconocido por la comunidad internacional, que sin embargo lo mantiene dirigiendo los destinos de sus recursos patrios mediante sus personeros regionales por todo lo largo y ancho del país.

3) Relacionar los detenidos y los que detendrán con hechos violentos, terroristas, intentos de magnicidio y otros, con intención de rescatar en el PSUV la unidad entre sus dirigentes y seguidores hoy desunidos, molestos, engañados y decepcionados después de unas decisiones en materia de candidatura para unas eventuales elecciones regionales y municipales así como el fracaso de su gestión.

4) Intentar alejar al sector opositor de la mesa de negociación mediante actos de represión, acoso, persecución, detención, secuestro y juicios sin fundamento, con pruebas viciadas, sin derecho a una defensa justa y privada, irrespetando sus derechos humanos, como un acto de implosión para luego establecer conversaciones con los participantes del 6D en las llamadas elecciones parlamentarias 2020.

5) Ante el fracaso de las FANB en los hechos de Apure donde fueron sometidos y humillados por un grupo de disidentes de la guerrilla colombiana que hoy ocupa a sus anchas suelo venezolano, ante el fracaso que lleva tanto tiempo, sin poder acabar con las bandas criminales establecidas en sectores de la capital venezolana encabezadas por El Coqui, El Vampi, El Galvis, además de otros, pretende ocultar su fracaso inculpando de su existencia y actos criminales a los dirigentes políticos de Voluntad Popular mencionados, como un mensaje a sus adeptos a que con eso lograron desarticular las bandas criminales pero, solo con el oscuro interés de desacreditar a la organización política y sacar del juego a su dirigencia.

Ninguna posibilidad es dudable, los pensamientos oscuros del régimen se han dado a lo largo de estos 21 años de sometimiento y crisis en que han sumido al pueblo venezolano.

Lcdo. Oscar Bianchi.
[email protected]

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...