El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Oscar Bianchi // Fraude electoral vs consulta popular.

Fraude electoral.

Estamos a tan solo 13 días de realizarse el catalogado fraude electoral de las parlamentarias, evento que no es reconocido por más de 50  países del mundo, por el grupo De Lima, por La Unión  Europea y otros organismos internacionales.

Dos simulacros se han realizado en 381 centros de votación, en ellos se observó el uso de los recursos y bienes del patrimonio público y entrega de bolsas CLAP, lo cual viola Art. 145 de la CBRV, Art. 75 de LOPRE y 221 y 257 del RGLOPRE ante la mirada complaciente del órgano rector CNE; tratando el régimen de engrasar su maquinaria con miras a movilizar una cantidad importante de electores que de apariencia de presencia popular en el evento mediante el uso de unidades de transporte de diferentes entes gubernamentales en los centros de votación .

Los estudios de opinión proyectan una participación promedio del 20% del registro electoral, creo que será menor pues crece la desconfianza en la población venezolana ante tal evento.

El abusivo desempeño de actos de masa sin considerar para nada la pandemia del Covid-19, sin tomar en cuenta las medidas de bioseguridad  adecuadas contradicen toda norma establecida en la lucha por detener la ola de contagios.

Tal comportamiento desdice de la demagogia manifiesta de que les importa el pueblo, se demuestra que la desesperación por motivar a la participación hace restar importancia a las consecuencias de sus actividades.

Por su parte, la oposición legitima representada por más de 38 organizaciones políticas y otras organizaciones sociales, gremios y representantes  de los trabajadores en diferentes ramas han desplegado una campaña invitando a no participar y con ello a no convalidar el fraude.

Creo que la mayoría tomará la decisión de abstenerse, el régimen ha manifestado que movilizará a los electores buscándolos en sus casas, pero,  confiamos que no tendrán éxito en ninguna estrategia y solo les quedará el recurso de abultar las cifras de participación.

Consulta popular.

La Comisión nacional encargada de la Consulta popular continúa orientando las estrategias a seguir para el éxito de la actividad a llevarse a cabo del 7 a 12 de diciembre en todo el mundo de manera virtual y que tendrá el día 12 la forma presencial en las 7.079 mesas dispuestas en todo el territorio Nacional.

Todo ciudadano mayor de 18 años con cédula de Identidad vigente o vencida o en su lugar pasaporte podrá ejercer su voluntad y contestar con un SI o un NO las tres preguntas definidas:

  1. ¿Exige usted el cese de la usurpación de la Presidencia de parte de Nicolás Maduro y convoca la realización de elecciones presidenciales y parlamentarias libres, justas y verificables?
  2. ¿Rechaza usted el evento del 6 de diciembre organizado por el régimen de Nicolás Maduro y solicita a la comunidad internacional su desconocimiento?
  3. ¿Ordena usted adelantar las gestiones necesarias ante la comunidad internacional para activar la cooperación, acompañamiento y asistencia que permitan rescatar nuestra democracia, atender la crisis humanitaria y proteger al pueblo de los crímenes de lesa humanidad?

Todas las organizaciones políticas opositoras al régimen continúan de manera mancomunada y en forma individual conformando y juramentando los equipos regionales, municipales, parroquiales y sectoriales “Venezuela alza su voz” para desplegar el trabajo en cada rincón del país llevando el mensaje de rechazo al fraude electoral y el llamado a la participación de la Consulta popular.

Solo un comportamiento inadecuado del régimen mediante el saboteo podrá impedir el éxito de la actividad, el mundo reconocerá el deseo de la gran mayoría de los ciudadanos del país por salir del régimen que nos oprime, que nos ha llevado a la precaria situación en que hoy nos encontramos.

Urge una salida, no nos cansamos de repetirlo, no podemos seguir subsistiendo en un país lleno de riquezas naturales con un pueblo empobrecido.

En muchos hogares el hambre y la miseria están presente, la hiperinflación en un país dolarizado aunque no oficialmente, con precarios sueldos y salarios en bolívares frente a un dólar paralelo que se aproxima al equivalente de un millón de bolívares por cada dólar, no hay manera de paliar las necesidades de sus habitantes.

Dios permita que esto acabe y no sea un mal que dure cien años.

Lcdo. Oscar Bianchi.

[email protected]

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...