El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Manuel Corao // La emancipación de pueblos hermanos

Venezuela y Estados Unidos de América, desde la época de la independencia de ambas naciones -la primera de la majestad española y la segunda de la corona inglesa- se identificaron con los valores y acciones que garantizarán la libertad del ser humano y lo que a la postre serían declarados por diversas instituciones como los derechos universales del hombre.

El trato discriminado que el régimen británico dispensó a los residentes de las trece colonias en territorio de ultramar, ello en relación con los comerciantes de la Gran Bretaña, sembró el malestar que poco a poco y por indiferencia de Jorge III ante el reproche conducirían a enfrentar las fuerzas armadas coloniales al ejército real anglo-sajón.

La autonomía política y económica al rey no estaba  ganada por la totalidad de las colonias, pero el criterio de George Washington se impone y el 4 de julio de 1776 en Philadelphia declaran ser libres de tutelaje.

Se inicia así la gesta de identificación común de naciones americanas que conduciría a fundar la Organización de Estados Americanos para defender los gobiernos miembros de las tendencias extremas que años después tratarían de imponer países de la cortina de hierro y el gigante asiático con propósito invasor, esclavistas y exterminador.

Los vasallos de la corona española de la Capitanía General de Venezuela son víctimas de una relación de minusvalía social. Aunque se les reconoce como criollos mantuanos, clase económica dominante en colonias, ello no es suficiente. Se les omite su vínculo ancestral con la península ibérica, lo cual les resiente.

El 19 de Abril de 1810 solicitan una reunión en la Plaza Mayor de Caracas para conocer la situación política en tierra castellana ante la exitosa invasión napoleónica.

El capitán Vicente Emparan, máxima autoridad ibérica, recibe el rechazo de los congregados y renuncia al mando como consecuencia, para luego disponerse a marchar hacia su terruño.

Con la excusa de una junta para preservar los derechos del depuesto rey Fernando VII se inicia el movimiento cesionista que habrá de concluir con la declaración de independencia de Venezuela el 5 de Julio de 1811.

Desde el inicio de 1800 las autoridades políticas de  Estados Unidos prestan apoyo económico indirectamente a Francisco de Miranda, quien planea una sonsaca de la región venezolana.

Miranda en Nueva York y con donaciones que ascienden a 20.000 dólares adquiere un bergantín, compra 16 cañones, pertrechos y contrata a 200 hombres junto con una imprenta con sus operarios. Tal iniciativa fracasa pero el espíritu libertario ya había calado en el ánimo de los colonos, quienes desde la Junta Patriótica, reuniones en solares, discusiones en residencias comprometidas e iglesias, planifican el futuro de la patria inspirados en la Revolución francesa y los ideales de Voltaire, Rosseau y Montesquieu.

El rumbo de los autóctonos emancipados es de progreso con el transcurrir del tiempo, lo cual lleva a sus antiguos conquistadores a reconocer a Estados Unidos de América, Venezuela y otros estados como repúblicas libres e independientes, solidarias entre sí y unitarias ante el mundo.

No obstante, tal cristalización tuvo que tomar el camino de la comprobación en diversos momentos que la circunstancia así lo requirió, una de estas: el embargo marítimo llevado a cabo por reinados acreedores de la deuda externa a principios de siglo XX.

Los imperios británico, alemán e italiano entre 1902 y 1903 avanzaron en tal movimiento armado, el cual Estados Unidos asumió como una afrenta continental amenazando con su equipamiento defender Venezuela  de tal escalada bélica.

Su intervención evitó iniciativas guerreras comprometiéndose los norteños poner al corriente la obligación fiduciaria soberana, como en efecto aconteció.

Los venezolanos en momentos difíciles para la paz han manifestado estar presente cuando el mundo libre lo ha requerido.

Muestra de ello es la liberación de la República de Kuwait, la cual fue invadida por Irak, su país vecino en la década de los noventa del siglo XX, con la acción conocida como la Guerra del Golfo.

Hoy los venezolanos pasan hambre, ausente atención médica, discriminación por parte de sus autoridades naturales al instaurarse un régimen criminal por más de veinte años. El presidente Donald Trump, la Unión Europea, el Grupo de Lima y sesenta naciones en el mundo rechazan los déspotas regidores Hugo Chávez Frías y Nicolás Maduro.

Trump impone sanciones a los tiranos y sus aliados internacionales a todos los niveles del espacio mundial para rescatar junto a los venezolanos el ejercicio democrático del poder y poner la decisión del destino del país en manos del pueblo soberano. ¡Feliz Día de la Independencia!

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...