El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

LUZ reclamará un gran consenso por César Ramos Parra

Como señala el libro del Eclesiastés, hay tiempo para todo. Pero, ciertamente, los grandes proyectos no se improvisan; demandan anticipación para formularse con seriedad a fin de que sus propuestas transformadoras tengan viabilidad y sean e caces en los objetivos que se desean alcanzar.

La recuperación de LUZ deberá sustentarse en un gran consenso. Primero, de sus múltiples factores internos donde nadie puede ser excluido. Nadie, absolutamente nadie, sólo Dios, es poseedor de la verdad absoluta y nadie, absolutamente nadie, puede por sí sólo encauzar respuestas a una institución tan compleja como lo es la Universidad del Zulia. Algunos me señalan que en oportunidades tengo manifestaciones duras al señalar sus múltiples problemas, las cuales pueden perjudicar la imagen de institucional. Puedo aseverar que ni son temerarias o irresponsables las afirmaciones realizadas, ni responden a una actitud demagógica de mi parte. No persiguen lesionar el prestigio de nadie y buscan, de buena fe, despertar la conciencia de la comunidad universitaria, así como de los diversos sectores regionales, sobre su delicada situación.

Reiteramos hoy nuestro planteamiento de que nuestra fundamental y querida casa superior de estudios, LUZ, transita por un modelo agotado que es imprescindible cambiar. Que ella cumplió en el pasado, un rol muy exitoso en favor del Zulia y el país que se tradujo en la formación de más de 200 mil profesionales para atender las demanda tanto del sector público como privado. De igual manera, tuvo importantes aportes en investigación aplicada y en múltiples soluciones a problemas de diversa índole. Todos podemos sentirnos orgullosos de lo que LUZ ha representado para nosotros.

Pero, no podemos quedarnos en la contemplación de un pasado glorioso. LUZ hoy está muy deteriorada y demanda el impulso creativo de un nuevo modelo para que ella se convierta en esperanza cierta de las nuevas generaciones. Tenemos que repensarla y relanzarla con innovadoras propuestas para adaptarla a las nuevas exigencias del desarrollo tecnológico y la Sociedad del Conocimiento. Eso lo tenemos que impulsar nosotros los universitarios de LUZ, para lo cual se necesitará un gran consenso de todos los sectores, internos y externos de la Universidad.

Quienes nos preocupamos por la gravedad de su crisis y no queremos permanecer en la retórica improductiva, estamos trabajando para formular una propuesta viable pero estructural. No será un recetario de “paños calientes”, sino una oferta seria, técnicamente formulada y aspiramos, contar con la participación de amplios sectores intra y extra universitarios. Ella es LA UNIVERSIDAD DE SERVICIO.

En estos momentos de incertidumbre nacional, donde aún se observa un horizonte sin definiciones, no podemos inmovilizarnos. Es necesario contagiar y estimular la participación de la comunidad universitarias aletargada y sumergida en un gran escepticismo para sacudir su conciencia creativa e incorporarla, con entusiasmo, a la construcción de su futuro. Nuestro Movimiento por la Universidad de Servicio continuará su esfuerzo indetenible en medio de las dificultades, sin representar una amenaza para nadie y aspirando encarnar el escenario de un gran consenso unitario, donde todos, sin excepción, nos sintamos representados.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...