El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

La MUD no encuentra de qué palo ahorcarse, por Hugo Cabezas

Definitivamente, la política, al igual que el beisbol, no es para manetos. Diecisiete años tiene el oposicionismo venezolano, lanzándole cualquier cantidad de pedradas a la Revolución Bolivariana, y, no ha logrado ponerle un strike. Bola y bola, como los pitcher malos no consiguen el home.

En sus últimas incursiones, sintiéndose derrotados en el plano nacional, arreciaron sus esfuerzos buscando nuevos aliados afuera. En vano han resultado los consejos de sus mentores exógenos. A los venezolanos, ya no les dice nada la verborrea de Uribe, Aznar, Rajoy y Vargas Llosa; el inefable Felipe González, Oscar Arias y Allan García armaron un combo de exmandatarios, creyéndose impolutos y poseedores de un liderazgo que no tienen ni en sus países; por cierto, la mayoría de ellos acusados de corrupción y dudosas prácticas democráticas, durante el tiempo en que ejercieron funciones de gobierno. El mundo no había conocido jamás de una campaña mediática, tan bestial y profusa, como la desarrollada por las grandes corporaciones de medios de comunicación en contra del gobierno democrático y constitucional de Nicolás Maduro.

No hay duda, van de fracaso en fracaso. Sin rumbo preciso y destino incierto. Eso, los hace peligrosos, me decía un amigo con quien conversaba sobre el tema; ya que, podrían aliarse hasta con el diablo, con tal de alcanzar el objetivo de derrocar al presidente Maduro. Con el diablo están aliados, desde antes que Maricori le mostrara las rodillas a Bush, le respondí.

Sus últimos manotazos de ahogado los llevaron a buscar nuevamente a la OEA. Se les olvidó que en este organismo tienen diecisiete años perdiendo, llevando palo, como se dice coloquialmente. En esta oportunidad, se buscaron a Luis Almagro, el Secretario General más gris que dicha organización hemisférica ha tenido. Le hicieron un documento lleno de plagios, sustentado en mentiras, cuyo único objetivo era presentar una imagen de caos de nuestra patria, de una Venezuela que no existe sino en la dantesca imaginación de los dirigentes de la MUD. En ese desventurado propósito, quisieron deslegitimar el Poder Ejecutivo, intentado equiparar las funciones del Presidente de la Asamblea Nacional con las del Presidente de la República, desconociendo y violando, de tal manera, lo pautado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Derrotados en la Asamblea General de la OEA, se fueron a Paraguay, cuyo Presidente ha sido acusado, por sus mismos compañeros del Partido Colorado, de dirigir la fama a del contrabando de cigarrillos y de estar relacionado con el narcotráfico; en Argentina, se reunieron con el Presidente Macri, acusado en los Panamá papers y otros desaguisados jurídicos; a Brasil, pidiendo auxilio al Presidente Temer, jefe de la banda de corruptos instalados en el Congreso y en su gobierno. Con tantas volteretas, la MUD, al igual que los sapos se estacó. Encontraron su palo y se ahorcaron.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...