El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

La justicia es paz, por Francisco Arias Cárdenas

La Bajada de La Chinita –que es el descenso del altar donde permanece la reliquia milagrosa en la Basílica de Maracaibo– es una ceremonia religiosa que en el Zulia inicia un período especial de alegría, esperanza y espiritualidad que se enlaza con la Navidad. Este año ha sido el preámbulo auspicioso y bueno para el inicio de un diálogo formal del Gobierno bolivariano con la oposición política, con el apoyo del pueblo venezolano, que merece todo nuestro esfuerzo para proteger los logros que en materia de asistencia social hemos alcanzado, y para avanzar hacia nuevos modelos productivos que nos garanticen prosperidad y bienestar, superando el esquema de dependencia petrolera, una tarea muy pendiente. Y sobre todo, para que los nuevos paradigmas económicos estén signados por la justicia social, la solidaridad y el compromiso social, y no por la voracidad individualista.

Los venezolanos merecen un liderazgo opositor que utilice los espacios de poder y los medios de comunicación para ayudar en el progreso del país, para fomentar ciudadanía, para garantizar la paz y la soberanía, y no para insuflar odio y provocar el caos, como escenario propicio para tomar el poder a la fuerza.

Frente a estas intentonas de violencia, contrastan la perenne propuesta del Presidente Nicolás Maduro, de optar por un diálogo lúcido, y la firme convicción de todos los patriotas, de que es con trabajo, disciplina y creatividad como lograremos superar las dificultades. Bien recibidos sean los diferentes aportes constructivos, legítimos y emprendedores para impulsar la producción y el bienestar general. El bien común es superior a las diferencias ideológicas.

Al día siguiente de “la Bajada” el retablo, bien custodiado, comenzó su anual recorrido lacustre por los pueblos ribereños de la Cuenca, por esas mismas corrientes que lo trajeron en el siglo XVIII. Que Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, Patrona del Zulia –una devoción propiciatoriamente compartida por todos los países liberados por Simón Bolívar– nos ilumine el camino.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...