El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

La gran maestra, por Francisco Arias Cárdenas

En la lectura de la historia encontramos claves para enmendar y sobre todo, para apuntalar los cimientos de estructuras sólidas para el progreso y el bienestar común. También, para reincorporar el patrimonio inmaterial de nuestros antepasados indígenas, y los valores morales que hicieron posible el nacimiento de la Patria –tan indispensables como los recursos materiales– si queremos que ese progreso esté sustentado en un sistema de justicia y solidaridad que garanticen la paz y la estabilidad.

La historia de Maracaibo y las ciudades de la Cuenca del Lago es elocuente en señales del tránsito a seguir. Nos cuenta G. Cardozo Galué, que para mediados del siglo XIX las transacciones mercantiles entre Maracaibo y los puertos del Sur del Lago ascendían a un promedio de casi 6 millones de kilos anuales. De estos, casi cinco millones representaban el volumen de frutos exportados hacia el puerto de Maracaibo, entonces una ciudad de apenas 40 mil habitantes, cuya Aduana era la segunda en el país en movimiento comercial, luego de La Guaira.

Allí reside una de las claves: la capacidad de agroproducción del Zulia y su privilegiada ubicación geográfica para el intercambio comercial internacional. Cierto es que la caída de los precios del petróleo es el resultado de una estrategia de desestabilización contra los países que proponemos un nuevo orden mundial de la economía, que no sea el de la depredación y el saqueo de nuestros recursos. Pero también es cierto que este escenario nos conduce a redescubrir nuestras potencialidades naturales y humanas.

Una muestra fue la reciente entrega, con el apoyo del Gobierno Nacional, de semillas y agroquímicos para apoyar a 2 mil productores agropecuarios del Zulia. Sin exclusiones, interactuamos con todo el que esté dispuesto a producir para brindar alimentos a precios justos para el pueblo. Se abren nuevas formas de diálogo entre los productores y el gobierno, en el cual los beneficios sean recíprocos y, fundamentalmente para Venezuela.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...