El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Ismael Mercado // Hábitos resilientes Parte II

Tenemos miedos de ser exitosos, porque vemos los obstáculos más grandes que nosotros.

Ismael Mercado

 

En mi artículo de la semana pasada hablaba sobre la importancia de las dinámicas personales y sociales, para ser resiliente y como sus resultados eran mejores cuando afrontamos cada hecho, desde la consciencia.

Es muy difícil cambiar de la noche a la mañana, pero implementar pequeños hábitos en nuestra rutina puede tener impacto en nuestros resultados en el mediano plazo.

Ser resiliente tiene que ver con mirar siempre hacia delante, continuar con nuestro objetivo a pesar de las circunstancias. En varios artículos he escrito que la vida es un cincuenta por ciento lo que te toco y donde naciste, y el otro cincuenta por ciento es libre albedrío, y es en esta parte donde se vuelve interesante, por esto y otras razones más mi querido lector comparto algunos otros hábitos para construir la resiliencia:

  • Sea conforme, sin ser conformista: Vivir agradecido, abre puertas, y nos llena de magia para abrir nuevos espacios, pero ¿Qué pasaría si hoy decides subir la vara y te exiges más? Te invito a que tomes cualquier área de tu vida que sientas que no está en el mejor estado, y empieza a buscar las maneras de que pase de pésima a óptima.
  • Sea un camaleón: Busque la oportunidad de poder relacionarse con cualquier tipo de persona, de involucrarse en situaciones donde no se siente cómodo, para que salga de esa zona de confort.
  • Mantente en constante movimiento: Como dice Albert Einstein “La vida es como pedalear una bicicleta. Para mantener el equilibrio debes mantenerte en movimiento.
  • Entienda que todo es transitorio: Enfrentarse a las adversidades significa mirar más allá del estrés o la tristeza que podamos experimentar en ocasiones. Cuando usted logra entrar en la dinámica de ser resiliente, fija objetivos y metas que lo hace mirar más allá de la situación por la que está pasando.
  • Entiendan que sobrevivir no es vivir: ¿Cuántas de las personas que usted conoce están cerca de su punto de quiebre?... Creo que todos de alguna manera hemos pasamos por este tipo de situaciones, donde nadamos y nadamos, pero no encontramos la orilla. Creo que quien sobrevive no se ha dado cuenta del potencial que tiene o puede tener si decide hacerse cargo de sí mismo.
  • Aprendan a tener certeza: con el tiempo vamos comprando miedos y cuentos ajenos, nos llenamos tanto de historias que no son nuestras y vamos perdiendo la certeza, ser resiliente es saber que detrás de cada paso está una creencia, el poder de nuestra acción y la fe de reconocer que si las cosas no salen como queríamos tendremos una cuota de aprendizaje para la próxima vez.
  • Tomen decisiones a tiempo: En la vida se cambia de dos maneras, una por dolor: cuando esta te golpea muy fuerte para que te muevas y tomes el camino necesario para reencontrarte con lo que quieres, buena o mala no sé, pero duele mucho, y la otra por decisión: esta es cuando nos tomamos un tiempo para observar lo que somos y queremos, construyendo un plan para el desarrollo de nuestro camino y es en este punto donde usted si tomo la decisión, debe volverse un obsesivo, por encontrar los medios y recursos para llegar donde quiere.

Ser resilientes nos puede llevar a volvernos unas personas extraordinarias que otros quieran conocer, enseñando que sentido común es vivir una vida tranquila y normal, pero uso común es poner en práctica lo aprendido, mirar los resultados y movernos al siguiente nivel.

Ismael Mercado

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...