El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Esperanza en la Guajira, por Rubia Luzardo

Diversas opiniones se contraponen en torno a la situación de la Guajira, territorio y cultura wayuu compartida entre Venezuela y Colombia. Dos naciones comprometidas históricamente con la reivindicación social del pueblo nativo wayuu, sin embargo, en la práctica no han logrado cumplir con su deber de Estado para la protección de los derechos humanos fundamentales de dicha población.

Es meritorio recordar que Colombia reconoce jurídicamente la existencia de los pueblos indígenas y se declara como Estado Pluricultural en la Constitución de Colombia de 1991 y Venezuela a su vez, se constituye en Estado Pluricultural y reconoce en un capítulo especial los derechos de los pueblos indígenas a partir de la Constitución de 1999. Una misma década, un mismo siglo, una misma problemática y una misma deuda social para estos sectores de la sociedad amerindia.

En opiniones de los propios pobladores, mucha ha sido la mala suerte para la Guajira, la cual fue dividida injustamente en la conformación de los Estados-Nación sin pensar en su historia, dinámica cultural y nativos. Hoy día la situación se torna crítica para el futuro de los wayuu, cientos de niños fallecen por hambre, desnutrición y desatención estatal, y qué importa si el deceso se produce en territorio colombiano o venezolano, si al final de cuentas son seres humanos y descendientes de una cultura milenaria que fueron originadas antes de la conformación de los Estados.

La preocupación se mantiene en ambos países y aunque las cifras oficiales en nuestra región son casi inexistentes, el ciudadano común está consciente de su triste realidad, sabe que al morir un niño afectado por algún virus no es más que una consecuencia de una serie de problemas entre los que se destaca, la desnutrición, acceso al agua potable, ineficiente sistema salud pública, y pésimos gobiernos.

La esperanza de un cambio es la luz al final del camino trágico vivido por los wayuu, en ambos países el denominador común es la activación ciudadana, ya no se quedan callados, ya hay reclamos que evidencian la ineficacia gubernamental, la corrupción y el oportunismo de muchos líderes que usan a su pueblo para su beneficio personal y de su entorno familiar. En la región zuliana se apuesta por la renovación y salida de los “dinosaurios wayuu”, tal como se les identifi ca popularmente.

La primera decisión plausible sería el acuerdo binacional para el desarrollo integral de la nación wayuu y apertura de la frontera con libre tránsito sin discriminación y abuso de la fuerza militar. Es decir, se requiere la real integración binacional colombo- venezolano con el hombre de frontera como verdadero protagonista.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...