El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

¡Es la economía!, por Jorge Sánchez Meleán

Como modesto economista de este país, con casi cincuenta años de ejercicio, no me siento aludido en lo más mínimo, por “las cuatro estupideces” pronunciadas el pasado 12/9 por un “trasnochado” chofer de metrobus, que intentó agredir a la Ciencia Económica y a sus profesionales e investigadores, desde la jefatura de un régimen en bancarrota, sin ninguna autoridad intelectual.

Los economistas serios venezolanos, que dentro o fuera del país, manejan con pleno dominio la Teoría y la Política Económica de la ciencia creada por A. Smith en el siglo XVIII, no tienen la culpa del caos económico que atraviesa Venezuela. No han sido ni escuchados ni utilizados en las tareas públicas para las que son competentes. Los responsables de esta debacle son H. Chávez y N. Maduro, quienes por ignorancia o sectarismo ideológico, han aplicado un modelo económico de inspiración marxista, el Socialismo del siglo XXI, divorciado de la más elemental lógica y pertinencia de la economía del mundo de hoy. Quienes están verdaderamente “trasnochados” y deben ir a “producir tomates” o criar “conejos”, son todos aquellos, que sin ninguna experticia, han sido colocados al frente de despachos claves de la economía donde fracasaron estrepitosamente. Maduro debería decir a quiénes está aludiendo. ¿Quiénes son esos economistas socialistas incompetentes? ¿Se está refiriendo a Giordani y a Merentes que ni economistas son? ¿Serán los economistas españoles de Podemos que tantas ideas brillantes le dan? ¿O serán los numerosos militares que ha colocado al frente de despachos económicos?

Los economistas que han sido verdaderamente ofendidos por la verborrea presidencial, son aquellos que han estado con el régimen, “que se quedan en la teoría y luego uno los trae al Gobierno y los pone en una responsabilidad y fracasan” y “vienen con cuentos de camino”. ¿Quiénes son esos se pregunta el país? Y para remate, Maduro expresó que “nadie en este país ha formulado un proyecto de desarrollo económico”.

Ahora entendemos mejor el rotundo fracaso del Plan de la Patria y de los que le antecedieron. El caos de la economía venezolana no es culpa de la “teoría” de los economistas, sino precisamente de los expresado por el “conductor” del país: “Esto es una revolución, una revolución económica, que no sigue los dogmas y los patrones de los macroeconomistas, que saben demasiado, saben, saben a casabe”. Por esa razón, mientras la mayoría de los países de América Latina crecen con estabilidad, Venezuela se destruye en medio de la más feroz estanflación del mundo. Por despreciar el “casabe“ de la Ciencia Económica, Venezuela es hoy la economía peor manejada del planeta. Este régimen tiene los días contados, por la misma razón que un asesor de Clinton le explicaba a este la derrota de Bush padre, que venía de ganar una guerra: “¡Es la economía¡ Estúpido” le dijo. Lo mismo habría que decirle a nuestro “trasnochado” conductor, que cree ahora que el gran enemigo de su régimen ya no es el “imperio” sino los “macroeconomistas que saben demasiado”, y que él no ha consultado ni utilizado nunca.

La gran enemiga del Sr. Maduro, es una Economía en bancarrota, por no haberla conducido como la Ciencia Económica establece, cosa que saben hacer con pericia los economistas serios y bien formados del país, que no requieren para ello haber producido ningún “tomate” ni criado ningún “conejo”. A ello deben dedicarse los que han fracasado en la conducción del país.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...