El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Elio Ríos Serrano // Mercados silenciosos

Este año 2020 ha sido un año muy extraño, tan extraño. Desde diciembre de 2019 se originó una extraña enfermedad en China, en Francia, Noticias diferentes a siempre, nos han cambiado la existencia, me dicen muchas personas. Desde un mercado “mojado” de Wuhan empezó la pandemia de una enfermedad viral ocasionada por el Coronavirus relacionado con el virus del SARS número 2 (SARS-COV-2 por sus siglas en inglés).El virus saltó a cinco continentes y la Organización Mundial de la Salud (OMS), le dio la clasificación de epidemia mundial, una pandemia.

Entre los factores que implican en el desarrollo de la pandemia en un mercado de esa ciudad de China, dicen que los mercados “mojados” (así llamados por el hielo derretido o por el lavado constante de los pisos por la caída de desechos líquidos de especies acuáticas, de la fauna doméstica y de la fauna silvestre), es que además de vender pescados, mariscos o carnes, venden animales que pertenecen a la fauna silvestre.

Este comercio introducirá la diversidad biológica microscópica (virus, bacterias, parásitos), que puedan adaptarse a la humanidad que acude o se relaciona con estos compradores, pudiendo establecer en su relación con el nuevo huésped y potencialmente causar enfermedad. Habrá que seguir estudiando la relación que existe entre los mercados “mojados” de Wuhan, la venta de pescado cercana al aeropuerto Charles de Gaulle en el inicio de la pandemia en Wuhan y en París.

En nuestra tropical historia y geografía, en Maracaibo, tenemos semanas con las noticias de personas anónimas, otras con nombres, apellidos, profesión o consanguinidad, sentimientos, que han contraído el virus SARS-COV-2, que formalmente se ha informado que el foco inicial fue el Mercado de Las Pulgas. No se nos ha indicado si el origen de la cadena epidemiológica dentro del Mercado se haya desarrollado en la zona “mojada” del mercado. Pero lo que, si sabemos que nuestra herencia bulliciosa, nos hace una región con mercados con un pregón altisonante.

Pero por qué escogemos esta característica de nuestros mercados, es que el SARS-COV-2 es un virus cuya puerta de salida es respiratoria, “sale volando” envuelto en nuestra saliva o secreciones respiratorias, por la nariz y la boca, al ejercer nuestra comunicación (hablar, gritar, sisear), al ejercer nuestros reflejos defensivos respiratorios (estornudo y tos).

Cuando estudiamos medicina en La Universidad del Zulia, a este vehículo, a las gotas de saliva y mucosidad expulsadas por la nariz y la boca, aprendimos se llamaban “Gotitas de Flugge” y su máximo alcance era metro y medio de distancia del emisor. Si tenemos el virus y gritamos, quizás logramos que salgan más saliva y secreciones cargadas de virus, quizás también logremos un mayor alcance, con mayor cobertura espacial, al ancho y a lo largo, quizás a más personas en igual unidad de tiempo.

En las noticias también hemos leído que una localidad del estado de Washington, Estados Unidos, en el condado de Sakgit, en mayo de 2020, una cantante con COVID-19 (enfermedad en humanos causada por el SARS-COV-2), en un ensayo de dos horas, contagió a cincuenta y dos de sus sesenta compañeros del Coro, según las investigaciones epidemiológicas del Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés). Esto revela la importancia de la distancia de seguridad de dos metros. Pero también nos hace pensar en el pregón, ese “canta’ito” de oferta de los productos de nuestros vendedores del mercado.

En fin, esta pandemia nos hace pensar que ahora nuestros comerciantes deben buscar alternativas para ofrecer sus mercancías y ofertas, obviar su pregón para que no se convierta en ese “ensayo del Coro”. Eso es mientras conocemos más sobre el SARS-COV-2 y su enfermedad COVID-19. Nos queda, por ahora, que nuestros mercados sean “mercados silenciosos”. De todas maneras, sería bueno revisar si en Las Pulgas existe un mercado a “sotto voce” de fauna silvestre, tanto ventas para manejarlas ilegalmente como mascota o el comercio de sus carnes o de sus partes para consumo.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...