El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Elio Ríos Serrano // Hablando de vulnerabilidad y ambientalismo

Los tiempos nos tocan la puerta para debatir nuestras debilidades. Sentimos que debemos repensar, ser más ambientalistas, familiares y con nuestra cápsula de sobrevivencia, así mirar cómo se hacía antes para volver a viejas costumbres maracuchas que ayudaban a vivir.

Confiar en la época de lluvia, usarla para tener alguna capacidad de almacenamiento de agua con techos a dos aguas o media agua para que el agua se deslice por gravedad hacia el borde o remate.

En el borde o remate del techo lo acompañamos de una canaleta, de extremo a extremo, que agarre toda la distancia, de extremo a extremo. Toda el agua canalizada debe seguir para almacenarse combinando con un bajante, para que conduzca el agua hasta el estanque o aljibe sibterráneo o semisubterráneo (como los hacían en en la Villa Procera de Los Puertos de Altagracia).

El calor propio de la región debe buscarse solución:
-Techos y ventanales altos, para disminuir el calor por radiación desde el techo y dejar espacio de tránsito del aire que se lleve el calor por convección. Así eliminamos el calorón que tenemos a veces como una corona, sombrero o gorra, dentro de la casa. Esto ayuda a la iluminación interna de día.
-Retomar el ventanal redondo encima de la puerta de entrada, capaz de abrirse para dejar entrar el fresco y dejar salir el calor. Los ventanales altos con capacidad de dejar cerrada la parte inferior y poder así abrírse la parte superior para “ventilar” la casa.
-La Puerta de entrada alta, igual a los ventanales, con dos partes, mientras la parte inferior permanece cerrada por seguridad, la parte superior se abre para ventilar.
-Presencia de bosque Domiciliario: Frente con árboles para filtrar el viento de los materiales en suspensión en el aire y dar sombra para disminuir el calor. El Patio con árboles altos, que refresquen para poder reunirse, conversar, tomar café, jugar la muchachera,

También podemos producir un poco como parte de las actividades familiares, como dice la gaita del grupo Koquimba debemos volver al traspatio, para poder criar gallinas, patos, ovejas, cabras; cosechar hortalizas y verduras en general, tener achote (onoto), frutales, incluido las musáceas (guineos, plátanos, topochos), las caricas (lechoza), cítrulas (patilla), cucumis (melón), manguíferas (mangos), tamarindos, crisobalanas (icacos), prunus (ciruela), semerucos, entre otras.

Después de superar todas estas dificultades de la pandemia de Covid-19, estamos citados a plantearnos estos nuevos (aunque no tan nuevos) retos de ser una unidad de confort y sobrevivencia en nuestros domicilios.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...