El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

El imperio contraataca, por Hugo Cabezas

Si algo caracteriza la política internacional de los Estados Unidos es su continuidad. El Presidente Barak Obama actúa en correspondencia con ese principio. Al igual que sus antecesores mandatarios, tiene como texto de cabecera la “Doctrina Monroe” y su corolario el “Destino Manifiesto”. América para los americanos. Pretendiendo, de tal manera, erigirse en los dueños del hemisferio.

El Decreto Obama, y su reciente renovación, al igual que las falsas acusaciones y la hostil campaña mediática emprendida contra el Presidente Lula, tienen que ser inscritos en esta concepción de la política internacional de los gobiernos norteamericanos. Algunos sesudos analistas de la derecha, han afirmado que, se trata de una estrategia para acercar el voto latino a los candidatos demócratas. Mayor simplismo para justificar la agresión cometida contra nuestros pueblos, es imposible de encontrar. Para nosotros: el imperio contraataca.

Al igual que su inmediato antecesor, George Bush, Obama, ha recurrido a la añeja tesis de la “Diplomacia Preventiva”, ésta ha sido, y es, para los gobiernos estadounidenses, una “intervención Temprana”, en los asuntos internos de los demás estados. Hacen de la “Seguridad Nacional”, una política a través de la cual se creen con derecho de producir un “ataque preventivo”, una intervención militar, en cualquier otra nación. Ya lo demostraron con sus invasiones, y presencia de sus tropas, en Afganistán, Irak, Libia, Egipto, Siria, etc. América Latina, Venezuela en particular, están en la mira de ese objetivo.

Acusar a Venezuela de ser una amenaza, sobre todo, por la mayor potencia militar del mundo es, por decir lo menos, una falacia. Aunque a decir verdad, en el universo del pensamiento, las innovadoras propuestas que venimos haciendo de redimirle a los venezolanos su condición de seres humanos a través de la justicia social, de la equidad, de la igualdad, la libertad; de hacer de los nuestros pueblos soberanos, con libertad para decidir por su propia cuenta sus destinos; nos enfrenta, de manera radical, a los planes y programas que el imperio ha diseñado en contra de los, pueblos latinoamericanos. El Proyecto Camelot, la Alianza para el Progreso, de los años sesenta; y, el más reciente, la Minerva ResearchInitiative , implementada por el Departamento de Defensa, desde el año 2008, son programas a través de los cuales el gobierno de los EE. UU., se ha propuesto dominarnos.

Obama, se ha vuelto a equivocar. Venezuela, no está sola. CELAC, UNASUR y los 120 países del Grupo de los No Alineados, en el marco de las Organización de las Naciones Unidas, aprobaron el 11 del presente mes una resolución condenando el Decreto Obama y expresando su solidaridad con el pueblo venezolano y su gobierno.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...