El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

El baño por Ender Arenas Barrios

El baño… esa habitación utilizada para el aseo personal y para la evacuación de nuestros desechos ha ganado relevancia últimamente por unas declaraciones de la canciller Delcy Rodríguez, quien señaló que los representantes al Mercosur de Paraguay y Brasil se habían escondidos en un baño para no darle la cara. El baño no es, obviamente, el mejor sitio para esconderse.

Bueno, eso no es totalmente verdad, pues recuerdo que cuando adolescente yo me ocultaba en él y lo usaba para aliviarme la lascivia provocada por un pertinaz y perverso deseo que sentía con un terrible complejo de culpa por una actriz argentina llamada Isabel Sarli. Pero no creo que esa gloriosa habitación donde se consumen todos nuestros alivios haya servido de escondite de tan dignos representantes. Rodríguez, la canciller, los mal interpretó, pues no fue para no darle la cara a ella, sino para no verle la cara.

Supongamos que la canciller tiene razón y efectivamente los representantes de Brasil y Paraguay se escondieron en un baño. Ahora, imaginemos la escena: Paulo Estivallet (el brasileño) camina al lado del paraguayo Eladio Loizaga cuando de pronto por el largo pasillo de la sede de Mercosur ven venir a una mujer menuda, morenita y con grandes gafas que le cogían casi toda la cara, parecida a Ana María Orozco en el papel de Betty la Fea.

El brasileño mira al paraguayo y alarmado le dice: “Caralho, essa es Rodríguez”. El paraguayo traga grueso y le dice: “¿Y ahora qué hacemos?” Estivallet le contesta: “Vamos esconder, em seguida nos repreensao y nos atacara dizendo que estamos agentes del imperio, lacaios de Obama, plastas de merda, agentes de la burguesía lacaya del Departamento de Estado, agentes de la CIA, mercenarios de la General Motors, de la Ford y de la Polar”.

Delcy ya los había pillado y se dijo: “Allá están esos muérganos, les voy a decir las cuatro vainas que tengo atragantadas en la garganta, noj… no se me van a escapar les voy a gritar lo que son: agentes del imperio, lacayos de Obama, plastas de mierda, agentes de la burguesía lacaya del Departamento de Estado, agentes de la CIA, mercenarios de la General Motors, de la Ford y de la Polar”. Pero mientras se arreglaba los enormes lentes que se le habían corrido de la furia que llevaba, los tipos se escondieron en el baño unisex y aun cuando Delcy sabía que estaban allí, no entró por razones obvias.

Adentro Loizaga estaba sentado en el bidé y Estivallet trataba de escuchar el taconeo que se alejaba y le dijo al paraguayo: “Ja e era”. El paraguayo termina de lavarse y le dice al brasileño: “Uf, qué alivio”. El brasileño le dice: “¿Alivio porque se fue?”. “No”, le dice el paraguayo. “Siento alivio porque me lavé”

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...