El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Douglas Zabala // Pan de piquito y sancocho cruzao

Amigos opositores abstencionistas y divisionistas, la política no es un juego. Si fuese así sería muy fácil tomar el poder. La guerra es la última fase dónde los ciudadanos dirimen sus contradicciones y las victorias estarán determinadas por la virulencias de las armas, pero en el caso del conflicto político civilizado pacífico,democrático y electoral, la división y la abstención, son tan letales como los cañones husmeantes de la acción bélica.

Antes de llegar a la guerra se impone el arte de las tácticas y estrategias, y por supuesto el secreto de ellas. El gobierno y sus élites dirigentes han aprendido a descodificar los discursos, tácticas y estrategias del sector opositor radical abstencionista y de aquellos factores veleidosos y divisionistas. Ustedes son altamente predecibles y presa fácil de la jauría que merodea en Miraflores.

Cuando Maduro y su equipo toma una iniciativa, es porque ya han estudiado en sus mapa las reacciones de ustedes los abstencionistas y de los divisionistas también ; y todo le resulta, porque todos en esos grupos son muy descodificables y hartos predecibles.

Por ejemplo: Ustedes los más come candela convocan a la abstención y los que sin tener con que mover ni cuidar un voto dividen; y cómo Maduro y hasta sus hinchas, saben que en ese terreno se la sirven en bandeja de plata, los provocan y promueven para que vuelvan a desandar por esos retorcidos caminos, dónde el único victorioso será el gobierno.

Las candidaturas "opositoras" apuntaladas, muchas desde el gobierno, para que como buenos gorriones, vayan al canal de Gorrin a chillar sus discursos divisionistas y los discursos guerreristas, eso sí, desde los nadas peligrosos café Madrileños o desde la segura Miami, son armas que en esta guerra electoral, en nada apuntan hacia Miraflores.

Todas estas candidaturas divisionistas y los gritos destemplados de la abstención, tienen la mira puesta en destruir los esfuerzos unitarios que por todo el país se han venido conformando para iniciar el camino sin retorno de la salida de Maduro por vía democrática electoral y unitaria.

Si a un estado Maduro y sus secuaces le han puesto para evitar una aplastante derrota electoral, ese ha sido el Zulia; por eso, desde estás tierras calientes, es donde más el gobierno promueve la abstención y la división. Lo sabe Diosdado y lo sabe Gorrin. Saben que con las candidaturas de Manuel Rosales a la gobernación y Rafael Ramírez a la Alcaldía, de verdad, se les acabó el pan de piquito y también el sancocho cruzado.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...