El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Deivis Castro // La gesta de la ciudad reflejada en una moneda

La serie de acontecimientos ocurridos en la Capitanía General de Venezuela a partir del año 1810, (difíciles de abordar en forma sucinta). Generaron como resultado el aislamiento de Maracaibo del resto de las Provincias que la conformaron. El 30 de septiembre de 1812, la regencia le encargó nuevamente la gobernación de Maracaibo a Fernando Miyares Pérez y Bernal, encontrándose con una escasez monetaria producto del mismo distanciamiento.

Para mitigar esta situación, el gobernador giró instrucciones de acuñar en la ciudad monedas de plata y cobre, entre los años 1813 y 1814, teniendo las de 2 reales la siguiente descripción; reverso escudo español, de castillos y leones, alternados en cuatro cuadrantes, anverso; dos columnas de Herakles terminadas en capiteles, cruzadas por tres líneas horizontales semejantes a lanzas. Por esta última grafía fueron conocidas coloquialmente como <Lanzas de Maracaibo>.

El acabado de estas monedas aunque poco refinado, resolvió el problema de circulante, llegando a tener presencia hasta en la provincia de Coro. Con esta medida Maracaibo demostró una vez más que respondía a las circunstancias  del proceso llevado a cabo por sus autoridades manteniendo sus privilegios autonómicos, políticos y socioeconómicos garantizando así el control de su comercio interior negado históricamente por los intereses centralistas de la época. Esta moneda circuló hasta el 13 de mayo de 1816.

Deivis Castro

@Mcbo_Vos

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...