El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Cuenta regresiva, por Jorge Sánchez Meleán

El economista Maxim Ross, integrante de Centro de Estudios de la Economía Venezolana de la Universidad Monte Ávila, explicó que la propuesta de diversas organizaciones de la sociedad civil de sellar un “acuerdo nacional para enrumbar a Venezuela hacia el progreso y la paz” surgió tras muchas reuniones en las que se analizaron las necesidades del país. “Logramos reunir a 15 instituciones que comparten una idea central: los problemas no se pueden resolver aisladamente, exigen soluciones globales”.

“Venezuela requiere una solución que toque lo político, lo económico y lo social”, precisó en el Foro A Tiempo de Unión Radio.

El economista agregó que el segundo punto destaca la inclusión de la sociedad civil en la resolución de los problemas. “Política, política y más política ¿Y nosotros la sociedad civil qué pensamos?”.

Para Ross, “el país tiene que conversar (…) El viejo modelo petrolero rentista nos ha afectado desde hace muchos años, Chávez y Maduro lo exacerbaron hasta llevarnos a la situación de escasez inflación, desabastecimiento e inseguridad y hay que reflexionar sobre si Venezuela puede solucionar sus problemas con el socialismo marxista”.

Ross destacó que “el primer gran desafío de Venezuela es que no ha resuelto, con la gran riqueza petrolera que ha tenido, el problema de la pobreza. “Si nosotros no resolvemos la pobreza, estamos generando el caldo de cultivo para más populismo, más clientelismo político, más humillación, más colas y más escasez”.

Para Maxim Ross, Venezuela necesita sentarse. “No solamente los políticos, el gobierno, la Asamblea Nacional (AN), se necesita la opinión de los colegios de médicos, ingenieros, periodistas, abogados… las academias y la sociedad civil tienen que sentarse a pensar a Venezuela de nuevo”.

Por su parte, Juan Garrido Rovira, investigador y profesor de la Universidad Monte Ávila, destacó que en el siglo XXI la polí- tica debe estar al servicio de la economía. “Eso es lo que estamos viviendo, la cuarta revolución industrial”.

“Las grandes aspiraciones de todas las personas en el mundo son progresar, tener calidad de vida y esto son problemas económicos/sociales. No hay que prescindir de la política, pero hay que poner una dimensión ética en la política para entender cómo este momento histórico mundial lo aplicamos a Venezuela”.

Garrido Rovira invita a todos los actores a sentarse para poder realizar cambios en el “estatismo paralizante” que no permite avanzar al país. “Se podría una dinámica social integradora y promotora que incluya a la sociedad civil”.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...