El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Cuaresma, perdón y misericordia, por Rubia Luzardo

En tiempos de cuaresma, conocida como el periodo del tiempo litúrgico enmarcados en los cuarenta días anteriores que nos prepara para celebrar la pascua, día de la resurrección de Jesucristo. Nos motiva el perdón y la misericordia entre hermanos esa es la ruta a seguir por los venezolanos, ya basta de tanto odio y división en los sectores sociales, debemos ser humildes porque ante los ojos del creador todos somos iguales, y éste no nos distingue por color o partido político alguno.

La Ley de Amnistía y reconciliación nacional aprobada en primera discusión en la Asamblea Nacional esta semana, comporta un instrumento real y concreto que nos posibilita el camino de la paz entre los venezolanos, siendo conscientes que la polarización ha hecho mucho daño, así como algunas decisiones desacertadas de los sectores tanto del oficialismo y la oposición. Mirar al otro en su sufrimiento no nos hace más débiles, contrariamente nos enaltece como humanos y cristianos conocedores de la palabra y la misericordia.

El mundo sufre de guerras y divisiones que persiguen el poder y la hegemonía, las victimas siempre son los más vulnerables socialmente, el siglo XXI pareciera encaminarse a la tercera guerra mundial, nuestro continente americano caracterizado históricamente por la barbarie y el saqueo del invasor, hoy se distingue por la corrupción de sus gobernantes, impunidad e injusticia social en todos sus niveles. Venezuela como nación respetuosa de los derechos humanos tiene que resurgir y ello sólo se logra con el diálogo, la reconciliación y el perdón.

Aprovechando la cuaresma, como tiempo perfecto para la resurrección del amor y la misericordia, nos une a los venezolanos, la oración y la fe en el hijo de Dios a quien le pedimos interceda por las situaciones adversas en lo económico, social y político del país. Desde esta tribuna, evocamos el patriotismo, humanismo solidario y la religiosidad de los venezolanos para el comienzo de un sincero esfuerzo por la reconciliación nacional, diálogo, tolerancia,  fraternidad y amor.

Es el momento del despertar la consciencia, como dice el Santo Padre Francisco, “las ideologías hacen mucho daño a la humanidad”, para el pontífi ce “no puede haber paz sin diálogo que lleve al respeto a la dignidad humana”. Por ende, toca exigir al gobierno rectificación sincera porque el pueblo ya está claro que si las cosas no cambian tendremos que plantearnos cambiar al gobierno.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...