El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

Caiga Quien Caiga // El realismo mágico de Nicolás y los guisos interinos

Estamos a un poco más de la mitad del primer mes del año. Pareciera que el sino de los tiempos no quiere avanzar en Venezuela.

El país del que habla Maduro, en su mensaje anual ante el órgano que erradamente lo recibe, es digno de un pequeño comentario.

No tiene cualidad legítima quien lo recibe ni tampoco quien lo entrega. Sin embargo, se consideró por el “status” dominante, como la Memoria y Cuenta del Presidente.

Sigue el drama de tener a un usurpador en el ejecutivo y el de tener un no menos inexistente e irrito parlamento (ANC) con supra-poderes.

Lo escucho y me pregunto ¿Quién no quiere vivir en ese país que mencionó Nicolás? Pudiéramos conjugar todas las personas del verbo querer en presente y futuro: Yo, tu, él, nosotros, vosotros, ellos, todos queremos o querríamos…

El pequeño problema imprevisto es que ese país no existe. No en estas coordenadas: Zona intertropical del Hemisferio Norte, entre 0º 38′ 53” y 12º 11′ 22” de latitud norte, y 59º 48′ 10” y 73º 25′ 00” de longitud oeste.

Posiblemente, si lo encuentras en las imaginarias propias de uno de sus paisanos como Gabriel García Márquez “El Gabo” y su realismo mágico.

Me quedó un sabor amargo: Cómo quisiera hacerlo tangible y que se tratará de mi país Venezuela.

Luego, dentro del marco de beneficios otorgados este año al Interino, y su promesa de rectificar, enmendar y hacer lo que pudo haber sido y no fue, recurro a Guaidó como alternativa ante el sueño inalcanzable del país descrito por Nicolás.

Su gran tesis. Su gran inicio de este 2020, es rescatar (aunque ahora hablan de reestructurar) Telesur. Ellos lo llamarían Telenorte o equis, a ciencia cierta no lo sé.

Una inversión multimillonaria en dólares para lograr que se “conozca la verdad” sobre Venezuela.

¿Será que alguien dentro o fuera de Venezuela no la sabe?

En el exterior están mejor informados que en nuestro territorio. Toda una red de canales, radios, portales y en líneas generales medios, vienen cubriendo todas las incidencias de esta “new” Dictadura, desde tiempos de Hugo Chávez.

Dentro de nuestras fronteras, se soslaya el papel de las nuevas tecnologías de la información y los evidentes números de la baja sintonía de los canales de televisión y medios tradicionales.

¿Quién no revisa hoy día las redes? Ellas desinforman o manipulan noticias y opiniones en muchos sentidos es innegable, y también lo es el hecho del poder que poseen y el papel que cumplen informando.

Cada usuario de una red es un periodista ciudadano en potencia. Como ha costado explicar y comprender este fenómeno que viene arrasando con los conceptos tradicionales aprendidos en las escuelas de periodismo, mal llamada en Venezuela de “comunicación social” por un invento durante la cuarta.

Todos los ciudadanos somos COMUNICADORES. Que lo hagamos bien, mal, regular, etcétera amerita otra discusión.

Para muchos identificarse a través de una red personalizada, es no solo obligatoria, sino necesaria. Es como nuestra cédula o pasaporte ante la sociedad.

Es impretermitible que surjan preguntas: ¿Qué problemas resolverá tener un canal como ese que nacerá después de que la comisión designada presente sus conclusiones?

Ayudará a solucionar el problema de carencia de gasolina, electricidad, inflación agua, entre otros.

Quizá lo ayude el nuevo Telesur o Telenorte a rescatar el palacio legislativo. Me da la impresión que no puede con el país. No puede regresarnos la democracia.

Me hablan de una inversión de más de 100 millones de dólares. El Presidente Interino Guaidó no ha dicho de dónde provienen los recursos y eso es inexcusable.

Es que en materia comunicacional no entendemos muchas cosas: ¿Cómo es que un canal como EVTV, cuyo dueño ejerce tal condición en presunción, pues otra persona, que hizo, construyó y fundó ese canal, señala que se lo “robaron”, ejerce la promoción del presidente Guaidó?

De paso abandonando las leyes del periodismo por el de la publicidad o mercadeo de figuras públicas.

Peor aún, ese canal EVTV es señalado en sus finanzas por estar respaldado por algunos empresarios ligados a la dictadura.

¿Y entonces se va a colocar al frente del mismo a quienes forman parte de ese canal?

¿Será que mañana también allí veremos a otros “ancla” de Globovisión?

En nuestro insólito mundo político, cada cierto tiempo, señalan a Raúl Gorrín de una serie de delitos, incluido el lavado y el narcotráfico. ¿Cierto o falso? Y yo no entiendo porque la mayoría de ellos, cumple pautas semanales y mensuales en el mismo.

Imaginen ustedes que El Chapo montará un canal y se observará a políticos mexicanos ser entrevistados a cada momento allí. ¿Qué pensarían?

Este 2020 repite lo del 2019. No se le habla con la verdad a la gente.

Ese canal ni en Directv ni en YouTube se verá en Venezuela

Menos en alguna cablera. ¿Lo dudan?

¿Qué paso con CNN en español? ¿Con NTN Colombiano? Por mencionar dos.

Señor Presidente Interino dígale a la gente, que toda esa millonada de dólares se invertirá en financiar un canal que solo se verá en el exterior, donde repito, de por sí, ya la información es buena y abundante en demasía.

Yo no creo, es mi opinión muy personal, en medios de comunicación manejados por el Estado o por alguna corriente ideológica-política. Eso es más socialismo, comunismo, estatismo.

¿No es eso de lo que estamos cansados y que a cada momento dice el Presidente Guaidó?

Hubiese apoyado en todo caso, el renacimiento de RCTV Internacional, en manos de empresarios independientes, preferiblemente sin militancia ni relación con los partidos de la MUD, como sucede por ejemplo con la BBC. Este último es un canal del Estado, donde este no tiene poder de decisión.

Invertir dinero de los venezolanos en un medio para promocionar a un político, ¿Es distinto a lo que ha hecho el chavismo en estos 21 años de dictadura? ¿Sí o no?

Lo que se dice

Una fuente bien informada me recuerda, los guisos que hubo a través de un periodista que dirige un portal propiedad de Voluntad Popular, y los gobernadores de Oposición del pasado. Él montaba los programas. Muy malos por cierto y que no colaboraron en nada para que repitieran en su cargo, de hecho todos perdieron y feo,  y era la mujer la que cobraba.

¿Estaremos en presencia de lo mismo?

Por eso a los dedicados a criticar al pueblo porque no asisten a las convocatorias del interino, empiecen por revisar estas situaciones.

Entre el país inexistente de Maduro y el guiso interino de Telesur, los venezolanos no encuentran solución ni vías para resolver sus problemas.

Seguiremos esperando las “promesas de cumbiambera” de algún funcionario de la Casa Blanca y de los voceros de Guaidó en los medios, quienes nos quieren convencer que vamos bien en su segunda temporada.

¡Dios que olor a pimentón me da todo esto!

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...