El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Antonio Urdaneta // Voto entubado, triunfo seguro

Indefectiblemente el pueblo zuliano le asignó nombre a la que él considera su campaña electoral, con respecto a quien es su favorito para la Gobernación del Estado Zulia, en las próximas elecciones del 21 de noviembre. Es la primera vez en muchos años que un pueblo hace suya una causa política, y actúa de ese modo, precisamente cuando la antipolítica que ha traído tanta oscuridad a Venezuela, se regodea en el charco de su resentimiento social cada vez que desaparece o se debilita una organización partidista democrática.

Afortunadamente el pueblo venezolano, el zuliano en este caso, desde que aprendió democracia con los padres de este sistema político en nuestro país, se niega a renunciar a las ventajas y reivindicaciones socioeconómicas que le garantiza el Estado de Derecho, cuando un gobernante es un fiel intérprete de la protección constitucional a la que es acreedor todo ciudadano, sin discriminación de ninguna naturaleza.

Pues bien, la población electoral del Zulia, haciendo caso omiso de los diferentes rostros que expresan la amenaza y el chantaje dictatorial, ha decidido que sea Manuel Rosales y quienes lo acompañan en toda nuestra entidad federal, los candidatos de su preferencia. Con una frase vehemente y elocuente acuñada por la gente más desatendida por los actuales gobernantes de la región, que somos casi todos los habitantes de esta tierra cruelmente destruida y castigada por la causa roja, ratifica el Zulia su confianza en Manuel Rosales Guerrero y el equipo que lo acompaña electoralmente. Esa frase, en sí misma, es genuina expresión del calor humano que le dio origen: Vuelve la Esperanza.

Como el triunfo de Manuel será, sin lugar a dudas, la victoria de un pueblo que la espera y la desea, hay que cuidar la contundencia de la misma desde ahora. Por eso desde este mismo momento es necesario promover la tarjeta que servirá de tubo a los votos para Rosales y sus acompañantes en cada municipio. ¡Es de vida o muerte! Se corre el riesgo que se disperse el sufragio. Es probable que yo mismo haya estado en desacuerdo con el “voto entubado”, pero dadas las circunstancias actuales, es obligatorio votar por los partidos de nuestra preferencia en otra oportunidad, si éste fuese el caso. Decían mis abuelos y los suyos también: “Burro amarrado, leña segura” ¡Cuando se cocinaba con leña! Del citado refrán podemos construir esta elocuente parodia: Voto entubado, triunfo seguro.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...