El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Antonio Urdaneta Aguirre // Nuevo Año, Nuevas Estrategias

Con respecto a este nuevo año es fácil determinar que al pueblo de Venezuela lo une una aspiración común. Todas las clases sociales desean y esperan que tanto el gobierno como la oposición den señales de rectificación, ya que en los últimos tiempos ambos han contribuido al empeoramiento de la situación. Ya la tragedia amenaza los cimientos republicanos, así como ha ocurrido también con las instituciones del Estado.

Los problemas existentes son muchos y todos los conocemos; es innecesario redundar sobre ese asunto. Ahora la prioridad es otra, el reclamo y la denuncia sin ofrecer soluciones pasaron de moda; es inaplazable una certera rectificación del estamento público. Ninguna organización partidista está exenta de culpas; igual responsabilidad recae sobre los líderes de dichos entes políticos. El sentimiento antipolítico que se ha generado en el país, es una prueba irrefutable del rechazo del pueblo a quienes fueron sus dirigentes.

Es obvio que los eventos políticos realizados en diciembre reciente, la cuestionada elección de 277 diputados para integrar la Asamblea Nacional 2021 – 2026, así como la denominada Consulta Popular, ningún aporte representan para resolver la crisis. Al contrario, es más combustible para seguir avivando el fuego existente. Por supuesto, si los líderes políticos y las demás organizaciones e instituciones de la sociedad civil, retoman el rol patriótico que les corresponde, sí leerían correctamente el mensaje que el país nacional difundió.

Si es verdad que el inicio de cada año es momento propicio para las rectificaciones a que haya lugar, que sean entonces los políticos quienes tomen la iniciativa, de modo que la revisión de sus estrategias sirva de ejemplo para el resto del liderazgo de la nación. Venezuela está esperando un gesto de auténtica responsabilidad de todos los líderes del país, en especial los dirigentes políticos, sin esas odiosas exclusiones que sólo conducen a la dispersión de la voluntad nacional. El único camino es la unión de voluntades y propósitos en función de la salvación de Venezuela.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...