El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Antonio Pérez Esclarín // Elementos esenciales para el éxito escolar

El inicio   del  nuevo curso escolar me brinda la oportunidad de insistir en algunos elementos que, según varias investigaciones y mi propia experiencia,  son  fundamentales para garantizar el éxito de los alumnos. En primer lugar, un fuerte liderazgo  pedagógico del director o directora. Escuelas y liceos se parecen demasiado a su director: Si es dinámico, activo, apasionado por la educación, con autonomía y poder de decisión, preocupado por la formación de su personal, el centro educativo refleja inquietud, preocupación, motivación, orden, búsqueda de la calidad.  Si es un mero burócrata que se refugia en los papeles, que ha llegado al cargo por su fidelidad politiquera, que está cansado y sin entusiasmo, probablemente el centro educativo estará hundido en  la mediocridad y en la rutina improductiva.  Necesitamos,  en consecuencia, directivos promotores de entusiasmo, formación e innovación,  coherentes, que predican con el ejemplo, expertos en humanidad y en educación, para que sus educadores asuman con creatividad y entusiasmo su tarea de enseñar conocimientos, sentimientos y valores. 

Un segundo elemento esencial para el éxito escolar es contar con un equipo  de educadores motivados, conscientes de la transcendencia de su labor, en formación permanente no tanto para aumentar su currículo, sino sobre todo para servir mejor a sus alumnos, con salarios adecuados  que les permitan vivir con dignidad, descansar apropiadamente y  seguirse formando. El educador debe ser una  persona que disfruta con lo que hace, que ama su profesión, que acude con ilusión, “con el corazón maquillado de alegría”, a la tarea diaria, porque  entiende y asume la importancia  de su labor, porque se siente educador, maestro, sembrador de sueños y esperanzas, escultor de corazones nobles y generosos,  formador de personas y de ciudadanos,  y no mero dador de programas y clases.   

Otro  elemento  para el éxito  escolar es garantizar a todos los alumnos las herramientas esenciales para un aprendizaje autónomo y permanente: lectura personal y autónoma de todo tipo de textos y del contexto, de los nuevos lenguajes digitales y de la imagen;  escritura, pensamiento lógico-matemático y científico, solución de problemas,  ubicación en el espacio y en el tiempo; y  de aquellas actitudes esenciales para un aprendizaje autónomo y permanente: curiosidad, reflexión, investigación, crítica y autocrítica, deseos de aprender y de hacer las cosas cada vez mejor, exigencia, esfuerzo, trabajo en equipo. 

Otros factores  para el éxito escolar, son la fuerte relación entre el centro educativo y las familias de los alumnos; el buen estado del centro y la adecuada dotación  para posibilitar los aprendizajes esenciales, incluyendo la comida pues no es posible aprender con el estómago vacío;  el clima de orden, respeto y seguridad en los  centros y el entorno; el número de días de clase y   el uso eficiente del tiempo en el aula, pues está bien comprobado que no sólo se pierde el tiempo cuando se suspenden las clases ( y en Venezuela se suspenden  por demasiados motivos), sino que también se pierde cuando los alumnos se dedican a hacer  actividades rutinarias como copiar del pizarrón,  que no llevan a aprendizajes significativos y resultan muy tediosas y aburridas. De ahí la necesidad de superar de una vez esa pedagogía que enseña a copiar y responder preguntas intrascendentes y proponer la pedagogía que promueve la creatividad, la crítica, la productividad y la solución de problemas. 

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...