El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Ángel Monagas // Caiga quien caiga

De usted depende, señor @JGuaido

Suele decirse en política, los errores se pagan y a un alto costo. No me alegra para nada lo sucedido en la Asamblea Nacional. En este oficio a veces uno quisiera estar equivocado. Todo lo que he dicho desde el 5 de enero del 2019 al presente se cumplió. El resultado es peor de lo proyectado.

Lo más grave para Juan Guaidó no es lo que él vivió durante la fallida sesión en horas de la mañana. De paso, los líderes históricos y él mismo sabían de todos esos acontecimientos. Nadie tenía completos los votos “presenciales”. Muchos habían sido “tentados”. No tengo elementos probatorios para asegurar cifras pero por “obra y gracia del espíritu santo” no ocurrieron las cosas.

No vale la pena hacer consideraciones “leguleyas” sobre el evento. De eso sobran análisis. Queda claro y es el gran error de la dictadura, Guaidó es el presidente legítimo de la AN y el otro, Luis Parra, no. Hacerla dentro o fuera del parlamento, a los efectos, en principio, es poco lo logrado por Maduro y su estrategia.

Me cuesta es entender cómo estos nuevos “líderes” no aprenden a pesar del cargo. Créanme, en la política y en el ejercicio de la función pública, se aprende más que mil postgrados o doctorados sobre la materia.

Si algo tiene de vulnerabilidad el chavismo, es que dice, anuncia, lo que va a hacer y lo hace. Como buenos “comunistas en el poder”, “socialistas trasnochados”, su preocupación no es ser populares o ganar lícitamente una elección. El tema es de sobrevivencia. De permanecer en el ejercicio del poder. El tiempo con el “mando” es su preocupación. A ellos no les preocupa el legado ni la historia. Esas son nimiedades ante el compromiso histórico del poder.

Difícil si hay otros intereses en juego, como su propia “vida” y la de su familia.

NO ESTAMOS EN UN PROBLEMA LEGAL, sino político. Y resalto lo primero porque aún algunos de la oposición no lo entienden y en una batalla, empiezas a perder cuando no logras descifrar, comprender, los movimientos, la táctica y la estrategia de tu enemigo.

A mi juicio, lo que más puede entristecer a Guaidó y su combo, no a mí que vivo día y noche analizándolo, es la fría reacción popular. La carencia de respaldo. La ausencia de convocatoria de la gente en las calles.

Algunos medios señalaron bloqueo de redes. Sería en Caracas, no lo sé, en el resto de Venezuela no fue así.

Mientras el joven Guaidó era destrozado por la pretoriana Guardia Nacional, dos de sus compañeros conversaban amenamente a pocos metros, con el enemigo y la gente en la calle, hablaba de otra cosa. Solo una reducida parte de la sociedad, nos preocupábamos de lo que veíamos.

La pérdida de la sintonía es total. Lógico además. Venezolanos se “calan una cola” donde tienen más de cinco (5) horas o días esperando y las estaciones muchas veces no abren, y si lo hacen, no alcanza para cubrir la demanda. En el mercado los precios a niveles espaciales, de lo que hasta ayer costaba 20 veces menos. Al llegar a su casa, no tiene electricidad, o no tiene agua, etcétera, es decir, cuando usted ni en su hogar puede encontrar “PAZ”, sencillamente piensa, inconscientemente, “que sufran ellos un poquito de lo que yo vivo a diario”.

Sí señores de la oposición hoy ultrajada. Todos los días los ciudadanos nos enfrentamos a abusos policiales, de la Guardia Nacional y sus derivados. Todos los días pisotean la constitución y las leyes. Para el común es un día normal. Para muchos de ustedes, lo del domingo fue por primera vez en mucho tiempo, aunque constantemente se lancen grandes discursos sobre las “violaciones y penurias” que no sufren.

¿Cuántos de ustedes hacen “colas”, van a hospitales públicos, usan el transporte público, o van al “mercado” con un salario mínimo? ¿Saben ustedes lo que es bañarse con un “tobo”? ¿Tomar café usado más de tres veces? ¿Negociar una “chiva” porque no hay para comprar un caucho normal? Solo menciono algunos ejemplos. Hay otros mejores seguramente.

Gracias a Nicolás

Aunque resulte contradictorio, las acciones de Maduro, en el ejercicio territorial de su gobierno, aclararon un panorama muy oscuro. Sacó a Guaidó de la parsimonia, de la lúgubre tranquilidad, de lo acomodado de muchos de sus colaboradores, quienes ahora están obligados a demostrar y justificar su apoyo. Bienvenida la crisis. Es vencer o morir. El propio Gobierno de Estados Unidos debe empezar a materializar con algo distinto a las sanciones que como ha revelado el estudio de Magdaleno, nada han aportado de solución a la crisis. Vale señalar que en su mensaje de este lunes 6, el señor Abrams se equivocó, quizá con toda intención: Él señalo que Rusia ha guardado silencio, lo cual es falso. Putin aseguró asesoría, recomendaciones e impulso de un nuevo modelo económico de cambiar la Asamblea Nacional. ¿Lo aceptará Maduro? No lo creo pero el papel de Rusia en este momento ante un Maduro solitario internacionalmente puede hacer milagros.

Escenarios

El país naufraga. El que tiene el poder no quiere soltarlo. Nadie renuncia de buenas maneras al mando ejercido con arbitrariedad y abuso. Los dictadores latinoamericanos no renuncian sin presión militar o de cárcel inminente.

Lo de Venezuela no es un problema económico, o político, es una sociedad afectada, sociológicamente enferma, con problemas sicológicos individuales de baja autoestima, de pérdida de identidad, de  valores y peor, transformación y adquisición de antivalores como normas de conducta.

Es el resultado de un plan para someter a un pueblo por largo periodo. Lo lograron en la desaparecida Unión Soviética, en Cuba aún permanece.

En el fondo los comunistas no creen en democracia. Lo consideran un invento capitalista para someter a una nación.

Quizá el problema más grave es que los luchadores anticapitalistas pretenden construir su hegemonía y  no una democracia.

La democracia no es perfecta, es perfectible. Parte de la relación del hombre con sus semejantes y consigo mismo. Un “machista” no es demócrata, no puede ser, aunque se identifique como tal pues niega la naturaleza humana de la mujer, menospreciando su condición humana.

La democracia no se instala, se hace, se construye paso a paso.

A usted no lo pueden obligar, usted acepta. Lo asume, lo aprende.

A usted le puede gustar correr pero no se lanza a un maratón sin entrenarse, salvo que se considere un acto irresponsable o demencial de “autoflagelamiento”.

Es una larga escalera de caracol. Llegaras al final pero te puedes marear.

La democracia tiene además como debilidad que ella no necesariamente está relacionada con el progreso económico o el desarrollo de infraestructuras que denotan mejoras, bienestar.

China tiene buen desarrollo económico. Sin embargo su democracia es muy débil o inexistente.

Chile progresó económicamente con Pinochet, pero a un costo humano muy alto.

Las pirámides no se hubiesen construido en democracia.

Para las democracias el reto económico es permanente. La pobreza es un mal intrínseco a su conquista.

Un nuevo Guaidó

Promete este martes 7 de enero 2020 que va con todo. Dispuesto a arriesgar físico. Nehemías es una figura de la cautividad de Babilonia, y el retorno a Sion, cuya historia está consignada en el Tanaj y la Biblia. Está considerado como el principal artífice de la reconstrucción de las murallas de Jerusalén, como el autor del Libro de Nehemías, quien es ejemplo de compromiso, lo que a mi juicio le ha faltado al diputado Guaidó. Compromiso con una visión. Él es señalado como líder y debe mostrar lealtad a sus electores, al pueblo, a la constitución. Nehemías renunció a sus privilegios y también tuvo obstáculos de su misma gente.

Su liderazgo debe autenticarse interesando a la gente. El chavismo ha reducido su poder de convocatoria. Cuatro diputados hospedados en el Hotel Paseo Las Mercedes estuvieron con él hasta última hora e igual votaron en su contra.

Aceptó Guaidó que debe rectificar, enmendar. Tampoco debe subestimar al chavismo. El abanico de opciones a su disposición es muy amplio. El diputado Luis Parra, en las pocas intervenciones que le he escuchado, no habla mal, ha sabido tocar algunos puntos álgidos. Para mí resulta increíble que ataque al chavismo, cuando su factura es pagada por ellos. Empero, no olvidemos que la inmensa mayoría poco se interesa en esos temas.

Lo bueno del futuro de Guaidó es lo mal que se le ha puesto el juego. Las crisis son las causa número uno de aparición de cambios. En este momento solo de él depende. Puede hacer historia o ser un desconocido en poco tiempo.

En la medida de su esfuerzo, de su ejemplo, se incorporará la gente.

Fue sano separarse de Voluntad Popular. No guarde silencio cómplice, caiga quien caiga en el tema de la corrupción. Rompa esa dictadura llamada G4 e incorpore de manera amplia a sectores representativos de la vida nacional.

El Padre Celestial le ha presentado el tiempo perfecto…

Sígueme en twitter e Instagram como @angelmonagas.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...