El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Afán por la vida, por Francisco Arias Cárdenas

La sabiduría del ciudadano común clama por un renacimiento de los valores para la convivencia pací ca y con justicia. Para superar la crisis económica y de valores es indispensable el diálogo, el respeto por el “otro”, el control del ego; cuando este se sobrepone a la conciencia, se manifiesta en la obsesión por poseer –a la gente, dinero, el poder– a costa de todo, inclusive de la vida del prójimo.

Es por ello que vemos a un pequeño grupo de dirigentes empeñados en provocar violencia y caos para entorpecer toda la gestión que el gobierno bolivariano, en sus diferentes instancias, hace para proteger a la población de los efectos de la guerra económica. Llevados por el frenesí de recuperar los privilegios y el control de las riquezas del país para su propio usufructo, quienes encabezan el fascismo han desarrollado crueles estrategias de guerra, que agreden particularmente a los más vulnerables. Han escondido la comida, han hecho fortuna robando y contrabandeando productos que son subsidiados desde el gobierno de Hugo Chávez, quien tomó esa medida para garantizar el derecho a la alimentación sana y abundante de los venezolanos. Ahora llaman nuevamente a “tomar la calle” con el único n de provocar violencia y muertes que sean reseñadas por los medios internacionales comprometidos con el antibolivarianismo. Y así obligar al gobierno a distraer atención y recursos de los programas en marcha para garantizar el abastecimiento.

Nadie que se llame cristiano, o revolucionario, ni siquiera “buena persona”, puede avalar ese afán de destrucción y muerte de la ultraderecha. Y la sabiduría del ciudadano lo sabe, lo reconoce. Esa sabiduría que los apátridas no han querido percibir.

La gente quiere soluciones, quiere vivir en paz, trabajar, convivir, amar en armonía y esperanza. Nosotros apostamos a la vida y a la creación, y por eso nos reunimos, planificamos y trabajamos con sectores productivos de variado pensamiento pero coincidentes en el amor a la patria, y en el futuro brillante que merecen nuestros hijos.

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...