El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

Trump bate récord del cierre parcial de Gobierno más largo de EE. UU.

El Congreso no quiere darle a Trump los 5 mil millones para construir la valla fronteriza, mientras el presidente coquetea con la idea de declarar una emergencia nacional para obtener los fondos por otras vías

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, consigue este sábado el “logro” de protagonizar el cierre parcial más largo de la historia del país.

Se cumplen ya 22 días de apagón a cuenta de su pelea con los líderes demócratas del Congreso, Nancy Pelosi, portavoz de la Cámara de Representantes, y Chuck Schumer, líder de la minoría de su partido en el Senado. Hasta ahora este infame récord lo tenía el ex presidente Bill Clinton, cuya disputa con el entonces líder republicano de la Cámara de Representantes, Newt Gingrich, mantuvo el Gobierno cerrado durante 21 días en los años 90.

Lo que más preocupa es que las negociaciones para salir de este cierre parcial están estancadas en el mismo punto: Trump diciendo que solo abrirá el gobierno si le dan más de 5 mil millones de dólares para el muro en la frontera con México, y los demócratas del Congreso diciendo que primero abra el gobierno para luego continuar negociando el dinero para la seguridad fronteriza.

Empeñado en vetar cualquier propuesta de financiación que le envíe la Cámara de Representantes, a no ser que se incluyan 5.700 millones de dólares para el muro de la frontera con México, Trump empezó este viernes a explorar vías alternativas para conseguir este presupuesto.

Trump alega una supuesta “crisis de seguridad y humanitaria” en la frontera con México y asegura que construir un muro fronterizo es crucial para remediarla. Los líderes demócratas dicen que no hay tal crisis y que la seguridad fronteriza no se soluciona con un muro. Acusan a Trump de tomar “de rehén” al pueblo estadounidense para levantar la valla fronteriza que el presidente prometió en campaña, pero que la mayoría de la población rechaza, de acuerdo con las encuestas de opinión.

Mientras tanto, unos 800.000 trabajadores federales están siendo afectados por este cierre parcial. Cerca de la mitad de ellos están yendo a trabajar sin recibir paga, porque son considerados ‘esenciales’ en sus puestos.

De esta forma, el presidente trabaja con su equipo legal para utilizar los poderes de emergencia extraordinarios y sortear así al Congreso. Entre las opciones, Trump ha solicitado al Cuerpo de Ingenieros de Infantería determinar si se pueden desviar 13.900 millones de dólares, en un principio destinados para zonas devastadas por huracanes e incendios.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...