El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Venezolanos expresan su talento en el mundo en nombre de la juventud

Andrés, María José y Naimzaki, inspirados en la misma fuerza e ímpetu de los jóvenes que participaron en la Batalla de La Victoria, liderada por José Félix Rivas, se esmeran en construir su futuro y el de sus familias, aun fuera de la tierra que los vió nacer

Como cada 12 de febrero se celebra en Venezuela el Día de la Juventud en conmemoración a la Batalla de La Victoria ganada en 1814 por José Félix Ribas junto a la muchachada del Seminario y de la universidad de Caracas, con ese mismo ímpetu, en la actualidad millares de jóvenes venezolanos siguen en esa misma cruzada en el mundo tras haber emigrado del país con el propósito de darle calidad y estabilidad a su vida y a la de sus familias.

Si bien la festividad conmemora el coraje que inspiró la defensa del país y al centenar de lozanos caídos, hoy Venezuela celebra la valentía de quienes aun apuestan por su tierra pese a estar fuera de ella.

Tal es el caso de Andrés Bracho, quien en mayo de 2019 partió a Colombia a “buscar una firmeza económica y un mejor futuro”. Este joven de 25 años reconoce que no conocía el esfuerzo y la dedicación que esto significaría.

Hoy somos miles de muchachos que peleamos día a día para encontrar un mejor porvenir (…) Es impresionante la cantidad de personas venezolanas que están en las calles colombianas. Muchos de ellos, quienes no completan los requisitos de trabajo, caminan kilómetros para vender ciertas cosas y lograr terminar el día con un poco de comida en su barriga. Así es la vida de quien busca algo mejor”, explica Bracho quien terminó, antes de partir al país neogranadino, la carrera de comunicación social.

El zuliano, gracias a sus habilidades comunicacionales y creativas, logró ser captado por una empresa nacional dedicada a producción de objetos infantiles. Bracho es el encargado de diseño y promoción de la marca. Sin embargo, afirma que aun desea apostar por su país. Razón por la que produce y edita un programa católico que es grabado y trasmitido en el Zulia y en Colombia.

Aunque los días sean difíciles y muchas veces llegue tarde de mi trabajo. Siempre hay ganas para trabajar por Venezuela (…) Este programa, por ser juvenil-religioso, permite formar a otros. Algo tan valioso que no debemos dejar de hacer”, asevera el comunicador quien también da charlas y talleres a la juventud católica radicada en Medellín.

A unos 8.037 kilómetros de Andrés está María José Godás, licenciada en educación, mención arte, quien migró en febrero de 2019 a España con una “maleta con mil sueños” y ganas de comerse el mundo.

La guanareña, residenciada en Donostia, San Sebastián, atiende a un niño de edad materna de lunes a viernes, labor para la que no se preparó en su país, pero se convirtió en un trabajo que lo hace con “dedicación y responsabilidad” y que cataloga como una “labor digna”.

Pero @pochigodas, como es conocida por la diáspora venezolana en su Instagram, no solo desempeña ese oficio, los fines de semana, por medio de un permiso de las autoridades de la región, deleita a los ciudadanos de la Madre Patria con el movimiento de su falda y con lo variado del género musical y dancístico del folklore venezolano.

Mi talento lo estoy dando a conocer y llevo en mí un pedacito de nuestra cultura venezolana, espero que los españoles sepan valorar lo que uno hace con tanta pasión y se puedan abrir las puertas de los intercambios culturales entre los dos países”, reconoce.

Aparte de usar la danza y la música para entretener y recrear a todos a los ciudadanos europeos y turistas, Godás, por medio de las propinas se ayuda a resolver sus días, así como los gastos que tiene cuando asiste a presentaciones y también para recrear con flores e impresiones los espacios donde baile.

Me encanta demostrar mi talento artístico algo que llevo conmigo muchos años.  Y saber que aún en la distancia puedo llegar a los corazones de los venezolanos que se encuentran al igual que yo en un país totalmente diferente y lejos de nuestros seres amados, y hacerlos sentir como en nuestra tierra, es mi mayor ganancia (…) Es gratificante y me llena de fortaleza y esperanzas que, aunque los inicios no son tan suaves, llegarán las recompensas de todo sacrificio”, agregó.

Manifiesta que la mejor formar de preservar la cultura venezolana es valorarla y propagarla ampliamente “para que sea de conocimiento general tanto en Venezuela como a nivel internacional”.

La joven expresa que aunque no batalló aquel 12 de febrero de 1814 junto a Ribas hoy hace todo lo posible para, como venezolana, divulgar una pequeña parte su tan amada cultura. “Represento a Venezuela en cada movimiento, en cada expresión, y sobre todo en cada corazón”, dice.

En Santiago de Chile, en otro extremo del mundo y a dos años de su arribo al país austral,  Naimzaki Bustanie, se dio cuenta que extrañaba lo suyo. “Desde el café, el sabor del chocolate e incluso lo característico y creativo de los regalos”, relata este joven de 22 años quien decidió crear una marca que busca que otros venezolanos tengan la posibilidad de adquirir un poco de su tierra.

Bustanie asegura que nunca pensó dedicar su juventud a trabajar en un hotel cinco estrellas, donde le han permitido formase en un sinfín de temas, y al mismo tiempo hacer detalles para sus compatriotas. Todo esto para darle lo mejor a sus familiares, “esos que aún quedan en Venezuela”.

Hoy no solo batallamos por nosotros, sino por quienes aún quedan en nuestro país. Los jóvenes fuera de Venezuela hoy tenemos otra perspectiva de vida y sin duda otros conocimientos que esperamos algún día poner de nuevo en práctica al regresar al país”, recuerda Bustanie con su voz quebrada.

Andrés, María José y Naimzaki solo son una diminuta muestra y el vivo ejemplo de trabajo y esfuerzo de los más de cuatro millones de venezolanos que huyeron de la crisis económica, social y política que atraviesa el país, según estima la Organización de Naciones Unidas (ONU)  .

Los tres coinciden en que el propósito de la juventud venezolana está en su propia independencia. “En las ganas de hacer algo más y de apoyar en las cualidades y maravillas que aún quedan en la nación caribeña”.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...