El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Sergio Pérez, el ingeniero industrial criollo que destaca en una empresa chilena de impresiones

Graduado como ingeniero industrial en la Universidad de Carabobo, el venezolano arribó a Chile con una importante experiencia en el desarrollo de proyectos industriales tras desempeñarse como consultor SAP en los módulos de producción y calidad en la empresa SofOs

Sergio Pérez Acuña llegó a Santiago por aire y desde Maiquetía a finales de septiembre de 2017.

Apenas tenía en su cartera 100 dólares y la preocupación natural de quien quiere rehacer su vida. Como muchos connacionales los primeros meses los vivió con una familia venezolana ya establecida y, en su caso, el hogar de un amigo de su hermano mayor.

Acuña, graduado como ingeniero industrial en la Universidad de Carabobo, arribó a Chile con una importante experiencia en el desarrollo de proyectos industriales tras desempeñarse como consultor SAP en los módulos de producción y calidad en la empresa SofOs, fábrica de soluciones.

Gracias a Dios conseguí trabajo a la semana que llegué a través de un anuncio de Facebook. Me entrevistó el mismo dueño, quien no me quiso en principio en el puesto”, recuerda este amante del tiro con arco y los deportes al aire libre.

Luego, lo llamó el Gerente de Operaciones en ese momento y lo contrató como Planificador de Producción. Su desempeño le valió la posibilidad de escalar de forma progresiva.

“Con mucho esfuerzo, pasé a ser Supervisor de Producción, Jefe de Producción y actualmente Gerente de Operaciones. Llevo trabajando en dicho lugar hasta el día de hoy. El rubro en el que trabajo es bastante divertido y bonito: la imprenta. Es de mucha exigencia mental y reacciones rápidas, debido a que estos insumos que se producen ‘son el último ítem’ que se toma en cuenta (etiquetas, cintas adhesivas, y demás elementos para packing). He aprendido mucho y día a día sigo aprendiendo más”, detalla Sergio,

A su juicio, la migración positiva, impone ser adaptable, humilde de corazón y enfocado para no perder el norte. “Venimos a trabajar para mejorar nuestra calidad de vida y la de nuestros familiares que tanto queremos y extrañamos día a día, y que posiblemente no volvamos a ver”, sostiene Acuña, quien se esfuerza por dejar en alto el nombre de los venezolanos en Chile.

Sobre la valoración en torno de los migrantes criollos los considera valientes y sacrificados. “El hecho de salir de tu país y quizás no volver a ver a tu familia de manera presencial, sentirlos, besarlos, abrazarlos requiere de guáramo. Levantarte tú solo (como en muchas oportunidades) y darse ánimos uno mismo, eso requiere de bastante fortaleza mental y sentimental, por eso digo, eso requiere ser bastante valiente”.

 

¿Sabe cómo nos perciben a nosotros en Chile?

Por lo general, como personas joviales, profesionales, educados y cálidos.

¿Qué es lo que más le ha sorprendido de sus vivencias en Chile?

La vida en las diferentes regiones. He tenido la oportunidad de viajar a diferentes regiones de Chile, y mientras más apartados de Santiago, el aire es más puro. La cultura es muy diversa y bonita; las personas son más cálidas y prestos a ayudar; y los paisajes son más hermosos.

¿Cómo ha sido su relación con los chilenos?

Excelente, quizás en algún momento fue un poco dura en un par de ocasiones, pero del resto nada que decir, como dicen acá, “un 7” en todo.

¿Que es lo que más le gusta y lo que menos de Chile como sociedad?

Lo que más me gusta es su cultura y la comida, y lo que menos me gusta el sol tan intenso del verano.

¿Qué mensaje le das a la migración venezolana en Chile y el mundo?

Las oportunidades están. Créanme que sí. Nunca dejen de luchar sean pacientes, soñadores y perseverantes, sean sinceros con ustedes mismos. No permitan que otras personas o situaciones menoscaben tu trabajo y temple. También rodéense de personas que les sumen en todo ámbito y saquen lo mejor de cada uno; tener mucha fe. Tienes que hacer que las cosas sucedan.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...