El diario plural del Zulia

Presidente afgano promete reformas en los órganos de seguridad tras el ataque

El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, admitió la necesidad de implementar reformas en los órganos de seguridad del país y prometió que éstas tendrán lugar "pronto", después de que dos atentados causasen en los últimos tres días casi un centenar de muertos y más de 500 heridos en Kabul.

"Acepto que existen deficiencias en el trabajo de los oficiales, acepto que es necesario implementar reformas esenciales tanto en los órganos de seguridad como en otras instituciones, y estas reformas tendrán lugar pronto", sentenció el dirigente en un discurso a la nación televisado en directo.

Ghani argumentó que el objetivo de estos atentados es abrir una brecha entre el Gobierno y la población y entre las diferentes etnias del país, sembrando el "caos" para que la sociedad se rebele contra el "Estado de derecho".

La advertencia llega después de que ayer un grupo de manifestantes que protestaban por el ataque del miércoles se enzarzasen en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad en las inmediaciones del Palacio Presidencial, lo que causó cinco muertos y diez heridos.

Por ello, el mandatario afgano pidió a los afganos que se mantengan "fuertes y unidos".

"La Conferencia Proceso de Kabul se está acercando, el enemigo ahora se centra en intensificar su guerra psicológica a través de acciones criminales y trata de dividir las emociones de nuestra gente y que de esta forma Afganistán pierda grandes oportunidades en el plano mundial", advirtió.

El presidente se refirió así a la conferencia de paz que tendrá lugar el próximo martes en Afganistán con la presencia de 21 países.

Al menos seis personas murieron y 87 resultaron heridas a causa de tres explosiones en cadena ocurridas durante el funeral por uno de los fallecidos ayer durante la manifestación contra un ataque ocurrido el miércoles.

El atentado contra el que protestaban, ocurrido a la entrada de la zona de alta seguridad de la capital afgana, fue una de las más sangrientas en el país desde la invasión estadounidense en 2001, con casi un centenar de muertos y 463 heridos.

Hasta el momento ningún grupo terrorista ha reivindicado estos ataques, de los que los talibanes se desvincularon, si bien la agencia de inteligencia afgana ha culpado del atentado a la red Haqqani, vinculada a esa formación insurgente.

Desde el fin de la misión de combate de la OTAN en enero de 2015, los insurgentes han ido ganando terreno en varios puntos del país, hasta reducir el terreno en manos del Gobierno a apenas un 57 %, según datos de Estados Unidos.

Lea también
Comentarios
Cargando...