El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Panamá se compromete a brindar "mayor atención" a migrantes que cruzan el Darién

Unos 68.575 migrantes venezolanos han cruzado el Tapón del Darién en los últimos ocho meses del año en su camino hacia EE. UU., según datos de la Defensoría del Pueblo de Colombia

Durante su discurso ante la Asamblea General de la ONU, el vicepresidente de Panamá, José Gabriel Carrizo, anunció que su país brindará "mayor atención" a los migrantes que transitan por la peligrosa selva del Darién, que en los últimos meses ha sido usada por ciudadanos de varios países de la región para llegar a Estados Unidos.

"Una travesía peligrosa y hostil donde arriesgan sus vidas, enferman y mueren. No se trata sólo de una migración en tránsito. Esa situación incluye y también esconde a organizaciones criminales que se dedican al nefasto negocio del tráfico de personas. Nuestro gobierno ha adoptado una política de Estado para la atención y ayuda a los migrantes, con un alto sentido de humanidad y solidaridad", manifestó.

Unos 68.575 migrantes venezolanos han cruzado el Tapón del Darién en los últimos ocho meses del año en su camino hacia EE. UU., según datos de la Defensoría del Pueblo de Colombia.

Los migrantes venezolanos que cruzan desde Colombia superan en un amplio margen a los 6.359 migrantes haitianos.

Los gobiernos de Colombia y Panamá acordaron reunirse para establecer una ruta “segura” para disminuir los riesgos de los migrantes que caminan diariamente por la selva del Darién con la finalidad de intentar llegar a Estados Unidos.

La Defensoría del Pueblo de Panamá informó que se han realizado reuniones con el Ministerio de Seguridad, el Servicio Nacional de Migración, Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) y el Ministerio de Salud para definir una estrategia institucional que garantice un tránsito seguro para las personas que cruzan diariamente la frontera entre ambos países.

De acuerdo con el diario La Prensa de Panamá, Eduardo Leblanc, defensor del Pueblo de esa nación, informó que representantes de Colombia y Panamá se reunieron en agosto para plantear la necesidad de disminuir los riesgos para estos viajeros y velar por la seguridad de los niños, niñas y adolescentes.

Las personas que toman este trayecto por la selva deben pasar entre 7 y 10 días soportando la sofocante humedad, además de atravesar ríos caudalosos, montañas inclinadas y terrenos empantanados producto del incremento de las lluvias en esta región en los últimos meses.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...