El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Ninguna mujer permanece en carrera política para las elecciones de 2020 en EE. UU.

La salida de Elizabeth Warren deja solo a una mujer en liza, la congresista Tulsi Gabbard que solo ha logrado pequeños logros en las urnas, y dos hombres, Joe Biden y Bernie Sanders

La salida de Elizabeth Warren, la última mujer con chances de ser elegida presidenta de Estados Unidos, deja en manos de tres hombres una carrera hacia la Casa Blanca iniciada con una diversidad récord.

“La parte más difícil de esto son todas esas niñas que van a tener que esperar cuatro años más para ver una mujer en la Casa Blanca”, dijo Warren, de 70 años, al anunciar su retiro de la carrera por la nominación demócrata el jueves, informó AFP.

Su partida deja solo a una mujer en liza, la congresista Tulsi Gabbard que hasta ahora solo ha logrado pequeños logros en las urnas, y dos hombres de más de setenta años, Joe Biden y Bernie Sanders.

La salida de Warren se explica por no lograr convencer a los votantes, especialmente al no poder encontrar su espacio en el ala más moderada del Partido Demócrata.

“¿Hizo una campaña perfecta? Por supuesto que no”, dijo Debbie Walsh, directora del Center for American Women and Politics (CAWP).

“Nadie lo hace. Bernie Sanders no realizó una campaña perfecta y Joe Biden ciertamente no realizó una campaña perfecta. Pero es difícil imaginar que un candidato masculino, con sus habilidades, su inteligencia, su empatía y su conexión con las multitudes” no habrían llegado “mucho más lejos en esta elección” que Warren.

“Esto muestra que en este país, las mujeres aún no están en igualdad de condiciones, que todavía hay sexismo, misoginia” cuando se trata de postularse al cargo político más alto, explicó Walsh.

Un sesgo aún más acentuado este año es que los votantes demócratas tienen un gran objetivo en mente: vencer a Donald Trump en noviembre

Sin embargo “las mujeres y las minorías todavía son percibidas como opciones arriesgadas” para ganar, lamenta Walsh.

Por los hombres, pero especialmente por las mujeres, según una encuesta de CNN de enero: el 20% de las mujeres encuestadas aseguraron que una mujer no podía ganar la Casa Blanca, frente al 9% de los hombres.

“Elementos de misoginia”

“Esto es una competencia, hacen campaña y la gente los sigue” o no, “pero realmente creo que hay un cierto elemento de misoginia”, dijo la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, el jueves.

“Pero creo que los estadounidenses están listos” para ver a una mujer presidenta, agregó, y señaló que Hillary Clinton estuvo “muy cerca” en noviembre de 2016.

Al ser vencida por Donald Trump, ella declaró: “Sé que todavía no hemos roto el techo de cristal más alto y duro, pero algún día alguien lo hará y con suerte antes de lo que imaginamos”.

Dos años después, en 2018, los estadounidenses eligieron un número récord de mujeres para el Congreso estadounidense, especialmente gracias a la movilización de los votantes.

“Perseverando”

Otras exaspirantes a la Casa Blanca, como la senadora Kamala Harris o la autora Marianne Williamson, han hablado sobre su experiencia después de la partida de Elizabeth Warren.

Las candidatas quedan atrapadas, enfatiza Debbie Walsh, porque deben, por un lado, demostrar más que los hombres que son “fuertes” y “competentes”. Pero, como en el caso de Warren, “si ella señala sus competencias, la percibimos como arrogante”.

Sus virulentos ataques contra el multimillonario Michael Bloomberg también le valieron ser llamada “agresiva”, una palabra que rara vez fue asociada a Bernie Sanders, conocido por su tono combativo.

“Ella es mala y a la gente no le agrada”, afirmó Donald Trump el viernes.

Elizabeth Warren no pierde la esperanza.

“Tomará un poco más de tiempo antes de que podamos tener una mujer en la Casa Blanca”, dijo en MSNBC.

“No podemos perder la esperanza porque la única forma en que cambiará es volver a eso mañana y reanudar la lucha. Estamos perseverando”.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...