El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Monómeros negociará con sus acreedores bajo plan de salvamento de Colombia

El presidente de la AN electa en 2015 y mandatario interino reconocido por Colombia, Juan Guaidó, recalcó que Monómeros seguirá perteneciendo a Venezuela a pesar de la situación actual y solicitó una auditoría externa, así como una reestructuración administrativa de la compañía.

La empresa Monómeros Colombo Venezolanos, filial de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) ubicada en Colombia, ratificó su desacuerdo con la decisión de la Superintendencia de Sociedades colombiana, que pretendía intervenir a la empresa para someterla a ajustes necesarios para corregir su situación de crisis.

En lugar de acatar la medida de la superintendencia, entregaron una solicitud formal para acoger el decreto 560 de 2020 emitido durante el Gobierno de Iván Duque, un recurso legal que faculta al Gobierno para aplicar «mecanismos extraordinarios de salvamento y recuperación» para empresas que se encuentren en situación de insolvencia, reseñó Tal Cual.

Este mecanismo propone una especie de «tregua» mediada por el Gobierno colombiano, mediante la cual se establece una negociación con los acreedores para acordar acciones que permitan recuperar a la empresa.

El decreto detalla que se deben acoger medidas transitorias para diseñar, junto con proveedores, trabajadores y acreedores, un plan de salvamento que buscaría garantizar la sostenibilidad de la empresa y a su vez, preservar los empleos que genera, así como proteger la seguridad alimentaria en Colombia, debido al peso que tiene la compañía para la actividad agrícola colombiana.

Este plan de salvamento podría ser fundamental para el futuro de la empresa, especialmente después de que la Superintendencia de Sociedades expidiera la resolución de toma de control debido a que se destaparon las cifras reales de la situación financiera de la empresa, que evidenciaban un recorrido directo a la quiebra.

La junta directiva de Monómeros se mostró en contra de la toma de las autoridades gubernamentales y apelaron la decisión, a pesar de que coincidieron en que la empresa debe someterse a correctivos.

«Monómeros Colombo-Venezolanos S.A. es profundamente respetuosa de las decisiones de la Superintendencia de Sociedades. Sin embargo, en criterio de la administración, el sometimiento a control no es una herramienta idónea para hacerle frente a las necesidades de caja de la compañía. El sometimiento solo puede agravar la situación financiera”, argumentan los directivos.

La postura de la junta directiva provocó la renuncia de su presidenta, Carmen Elisa Hernández, quien consideraba que el mejor camino para Monómeros era someterse al control de la superintendencia colombiana.

En medio de su crisis administrativa y financiera, el procedimiento especial concede a Monómeros tres meses para negociar un plan que permita dar paso a su recuperación. Entretanto, la empresa asegura que contará con la protección de las leyes colombianas para mantener sus operaciones, de manera que cumpla con sus trabajadores, proveedores y acreedores.

«La administración confía en que podrá llegar a un acuerdo con sus principales grupos de interés, con el fin de asegurar la operación continuada de los negocios de la sociedad, preservar los empleos que ella genera y proteger la seguridad alimentaria en Colombia”, afirmó la compañía.

Monómeros bajo la lupa

Mientras que las autoridades colombianas toman decisiones para proteger sus intereses sobre la firma, esencial para el sector agropecuario por su producción de fertilizantes, alimentos para animales y otros productos industriales, desde Venezuela también se estudia la situación.

La Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional (AN) electa en 2015 lleva a cabo una investigación para determinar las responsabilidades en la crisis que atraviesa la compañía, ante denuncias sobre presunta corrupción.

De acuerdo con estas denuncias, tanto el exgerente general de Monómeros Gustavo Sol, como el actual gerente, Guillermo Rodríguez Laprea, incurrieron en firmas de contratos opuestos a los intereses de la firma, en los que prelaban la sobrefacturación y el desvío de fondos a terceros.

El presidente de la AN electa en 2015 y mandatario interino reconocido por Colombia, Juan Guaidó, recalcó que Monómeros seguirá perteneciendo a Venezuela a pesar de la situación actual y solicitó una auditoría externa, así como una reestructuración administrativa de la compañía.

Aseguran que se salvó Monómeros

La empresa Monómeros Colombo-Venezolanos S.A requiere de una auditoría externa. Así lo ratificó el coordinador del proceso de rendición de cuentas del gobierno interino, Yon Goicoechea, durante la interpelación de la que fue objeto en la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional (AN) de Juan Guaidó, este viernes 24 de septiembre.

Durante su intervención, Goicoechea expresó que «es necesario hacer la auditoría externa, como se hizo en 2019». Refirió que «el presidente Guaidó ya habló de la reestructuración. Hay necesidad de hacer cambios en los procesos y en las directivas. Es muy difícil estando fuera de la empresa decidir qué tipo de reestructuración debe haber. Los cuerpos políticos no están para evaluar las decisiones operativas», puntualizó.

Además, el coordinador del proceso de rendición de cuentas del gobierno interino planteó designar un cuerpo técnico para evaluar la situación de Monómeros Colombo-Venezolanos S.A. Al mismo tiempo, Goicoechea señaló que el Gobierno de Colombia ha manifestado su plena disposición de ayudar al gobierno interino al mantenimiento de la empresa, así como para la reconstrucción de los canales para obtener financiamiento de la banca y crear programas que promuevan el agro del país usando las capacidadesde la empresa.

Durante la interpelación, y ante la pregunta del diputado Ismael León, Yon Goicoechea esgrimió que el dirigente Leooldo López participó en Monómeros «porque tenía una responsabilidad de hacerlo para lidiar con temas administrativos. Leopoldo no ha tenido una inmiscusión indebida, sino una responsabilidad oficial con la que cumplió a cabalidad».

Asimismo,  el coordinador del proceso de rendición de cuentas del gobierno interino puntualizó que «si no hubiésemos tenido la voluntad de designar directivos, esos activos no serían de Venezuela el día de hoy. Esta AN y este Gobierno interino han salvado esas empresas hasta el día de hoy y podemos salvarlas por mucho tiempo más», aseguró.

En enero de 2021, la Comisión Delegada de la AN designó a Guillermo Rodríguez Laprea como nuevo gerente general de Monómeros en reemplazo de Gustavo Sol López. Este viernes 24 de septiembre, Yon Goicoechea refirió que ha habido conversaciones de Colombia sobre Gustavo Sol.

«La junta directiva puede dar una aclaratoria más grande y podemos tener mayores respuestas despúes de que la comisión culmine su investigación. Mi posición es de consejero, no he tenido capacidad de decisión sobre la empresa», sostuvo.

El diputado Ismael León enfatizó que Gustavo Sol estuvo tres meses en el cargo y que recordó que fue postulado por organización política que pertenece al G4, la misma que pidió su destitución. «Las designaciones fueron realizadas por voto de la AN, la AN tiene sus propios recursos constitucionales para tratar temas confidencialmente. Hay mecanismos para que esta discusión se de de la mejor manera», ripostó Yon Goicoechea.

En ese sentido, León refirió que «aquí está demostrado que, no es que no estamos preparados para manejar los activos, sino para postular gente».

Por su parte, el diputado José Luis Pirela señaló que la reestructuración de Monómeros debe lograrse «con nuevas voluntades y perfiles, sin presencia de la sospecha de corruptos en la nueva directiva. La sola sospecha es una barrera para generar confianza».

Asimismo,  la diputada Sandra Flores Garzón, vicepresidenta de la Comisión de Contraloría, señaló que está de acuerdo con la creación de un fideicomiso para que, con entes internacionales, se ayude a gestionar los activos. «Esto permitirá designar personal capacitado y protegerá los bienes ante Maduro o cualquier tipo de corrupción», aseguró.

Agregó que el fidecomiso permitiría la alternativa democrática centrarse en lo que, realmente, les interesa: luchas contra la dictadura de Maduro hasta conseguir la libertad de Venezuela. «Esta espiral de denuncias demuestran que no estamos preparados para manejar los archivos, así que tenemos que aliarnos con las personas competentes que lo hagan», expresó.

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...