El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Las dos Coreas agudizan tensión militar fronteriza tras ensayo atómico

La tensión en la frontera intercoreana subió este viernes otro peldaño después de que Seúl y Pyongyang reanudaran, dos días después del ensayo atómico norcoreano, sus respectivas emisiones propagandísticas, algo que ha generado previamente choques militares entre los dos países.

Los primeros en iniciar esta particular “batalla de altavoces” a través de la DMZ (siglas de “zona desmilitarizada”, la demarcación que separa las dos Estados) fueron las fuerzas surcoreanas, que han prometido una “respuesta inmediata” si Corea del Norte ataca los aparatos que emiten los mensajes, tal y como hizo el pasado agosto.

En este sentido, fuentes militares han asegurado que Seúl tiene desplegados misiles tácticos y cañones móviles de artillería K-9 Thunder en la zona.

Cuando el pasado verano Corea del Sur decidió activar -por primera vez en 11 años- estos parlantes en respuesta a un supuesto ataque norcoreano con minas antipersona, ambos países, que técnicamente permanecen en guerra desde hace más de 65 años, acabaron intercambiando fuego de artillería a través de la frontera.

Solo un acuerdo alcanzado el 25 de agosto tras una negociación maratoniana logró desactivar entonces el nerviosismo que se respiraba en la península.

Esta vez, la decisión de Seúl pretende replicar lo que considera una “clara violación” de dicho convenio; el ensayo nuclear que Pyongyang ejecutó el miércoles y en el que aseguró haber detonado por primera vez una bomba termonuclear.

Para añadir más tensión si cabe, la reactivación de los altavoces se produce en el día del cumpleaños de Kim Jong-un, líder del régimen norcoreano, autoridad que abandera un culto extremo a sus caudillos y acostumbra a responder en tono beligerante a las críticas o burlas dirigidas hacia ellos.

También se produce en un momento en el que el ejército norcoreano se encuentra reforzando posiciones en varios puntos fronterizos con motivo de sus maniobras invernales.

Tal y como Seúl anunció en la víspera, los puestos surcoreanos de vigilancia situados cerca de la verja que marca el inicio de la DMZ activaron al mediodía (3.00 GMT) sus torres de sonido.

La decena de estructuras -de unos seis metros de alto y tres de ancho y provistas de 24 megáfonos cada una- que Corea del Sur tiene desplegados en la divisoria comenzaron así a lanzar mensajes en contra del régimen Juché o alabanzas a los logros nacionales de Corea del Sur.

Hoy afloraron nuevas dudas en relación a la prueba nuclear que Pyongyang realizó el miércoles y en la que aseguró haber detonado su primera bomba H, un extremo del que recelan la mayoría de analistas.

Las últimas imágenes por satélite tomadas del Centro de Ensayos Nucleares de Punggye-ri publicadas hoy no muestran señales de que se haya registrado la explosión termonuclear de la que presume el régimen de los Kim.

En cualquier caso, las fotografías ofrecen aún menos información en comparación con las tres anteriores pruebas norcoreanas de 2006, 2009 y 2013.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...