El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

La agenda del Papa Francisco para el 2016

El año 2016 es el tercer año del pontificado del Papa Francisco, los gestos y muchas de las decisiones históricas se hacen ya habituales, sin embargo, son muchos los compromisos que faltan por concretar, por lo que los próximos meses serían determinantes para ver a dónde llegarán las reformas del primer pontífice latinoamericano.

Viajes papales
Los primeros compromisos ya agendas son los viajes fuera de Italia, y el primer destino ya fijado es México, del 12 al 18 de febrero, en el que el mismo Francisco ha pedido estar en ciudades que no haya sido visitados anteriormente por sus predecesores, en este sentido es importante recordar que Juan Pablo II visitó en cinco oportunidades el país azteca e inclusive fue el primer viaje trasatlántico del papa polaco en 1979, y Benedicto XVI durante la cuaresma del año 2012.

Las ciudades a visitar en México serían San Cristóbal de Las Casas, Morelia, Ciudad Juárez y Ciudad de México, en el mismo se espera que el Papa hablé sobre los puntos más álgidos de los inmigrantes mexicanos hacia Estados Unidos, de allí la idea de visitar una región fronteriza y fuertemente golpeada por el narcotráfico.

El otro viaje previsto en el año 2016, durante los últimos días del mes de julio, es la participación del Papa Francisco en la XXXI Jornada Mundial de la Juventud en Cracovia, Polonia, la cual es el evento internacional del mundo católico más importante y multitudinario, que agrupa a diferentes jóvenes de todas partes del mundo. En el mismo viaje oficial se espera que el Papa Bergoglio visite el campo de concentración de Auschwitz ubicado a unos 43 km de Cracovia.

La visita a Auschwitz sería otro momento histórico, al ser el primer papa no europeo en visitar el lugar que recuerda uno de los episodios más violentos y cruentos de la historia contemporánea, como lo fue el exterminio nazi y la Segunda Guerra Mundial.

De los viajes no oficializados, pero si ampliamente comentados se encuentra la visita del Papa Francisco a su tierra natal, Argentina, la fecha podría fijarse durante el mes de enero en el primer encuentro que sostendría el pontífice con el recién electo Mauricio Macri, que visitará el Vaticano ya investido como presidente.

En ese periplo podrá incluirse Chile, Uruguay y Colombia, aunque este último país estaba previsto para el 2017, pero fuentes cercanas al episcopado colombiano afirman que solicitarán al Papa incluirlo en la agenda de este año. Por otro lado, aunque Mons.Aldo Giordano, nuncio apostólico, en Venezuela, ha afirmado la intención del Papa Francisco de visitar el país, no ha habido una invitación formal y no está previsto a corto plazo la posibilidad del mismo.

Entre los países que siguen esperando una visita papal está España, que ya estaba programado en el 2015, pero no fue posible, luego está Francia y Portugal, aunque el Papa también ha manifestado querer visitar Irak, la situación compleja con el Estado Islámico tampoco lo ha hecho posible.

Cambios en la Curia
Para el año 2016 se espera que el Papa Francisco pueda consolidar ya formalmente la reforma a la Curia Romana, que es la instancia inmediata de colaboración y apoyo del Papa para el gobierno de la Iglesia Universal.

Para ello, el mismo Bergoglio ha establecido un Consejo de Cardenales, con nueve purpurados para preparar dicha reforma, las reuniones del denominado (G9) para el año ya tienen fecha, febrero, abril, junio, septiembre y diciembre, aunque la finalidad del Consejo no es solo la reforma de la Curia sino también ayudar al Papa y aconsejarlo en la toma de decisiones.

Los cambios en el plano comunicacional ya fueron concretados, al menos de manera ejecutiva, con la creación de la Secretaría para la Comunicación, en la que fue designado estar al frente, el sacerdote brasileño pero del clero de Milán, Dario Edoardo Viganó, dicho ente agrupa todas las instancias periodísticas y de comunicación de la Santa Sede, desde el periódico Osservatore Romano, la Radio Vaticano, el Centro Televisivo Vaticano, la Oficina de Internet, la Librería Editorial Vaticana y hasta la administración de la cuenta Twitter @Pontifex que cuenta con más de 20 millones de seguidores, aún se desconoce el ordenamiento del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, pues varios se aventuran en asegurar su desaparición.

En el plano propiamente de las reformas a emprender, se espera la culminación de un nuevo texto de Constitución Apostólica, en la que ya se sabe que habrían dos cambios fundamentales, la creación de nuevas Congregaciones, la primera para los Laicos, Familia y Vida y una segunda sobre Justicia, Paz y Solidaridad. Dichas dos Congregaciones deberían reagrupar y asumir a su vez otros pontificios consejos en un solo ente, que debería ser presidido por un cardenal, y estas secciones por otros responsables, en los que se ha afirmado que hasta puedan hacerlo alguna religiosa o un laico.

Sin embargo, no se sabe cuáles serán los pontificios consejos a desaparecer, ni cuándo será posible el inicio de la nueva estructura de la Curia Romana, es posible, en este sentido, que el mismo Papa quiera llevar el texto de la nueva Constitución Apostólica a consulta entre los cardenales, a través de un Consistorio únicamente para este tema, y de manera paralela revisar todos los aspectos canónicos que tengan implicaciones legislativas, y posteriormente su puesta en práctica, aunque los trabajos van encaminados, al menos en la redacción del texto, el momento especifico será determinado por el Papa.

También se espera que en un posible consistorio con cardenales el Papa anuncie el nuevo tema del Sínodo de los Obispos para los próximos años, ya un periodista italiano comentó la posibilidad que fuese sobre el celibato sacerdotal, debatido en 1967 en tiempos de Pablo VI, sin embargo es una hipótesis no confirmada. Así mismo se espera la publicación de la Exhortación Apostólica sobre la Familia, como resultado de los sínodos de los años 2014 y 2015.

Durante los primeros tres meses del año también se tiene previsto una reunión con especialistas de primer nivel, en los campos teológicos y canónicos para el funcionamiento del Sínodo de los Obispos, ya que según el mismo pontífice es necesario la colegialidad sinodal, y una Iglesia menos centralizada en Roma, en palabras textuales hacia la “descentralización y conversión” del papado.

Aunque cronológicamente la edad de los cardenales que participarían en un eventual conclave no disminuye de los 120 en los primeros meses del año, para el término del 2016 si descendería, por lo que varios medios italianos se han aventurado a afirmar que el Papa Francisco podría crear al menos unos 15 nuevos cardenales, sin embargo, para la Fiesta de Cristo Rey solo se tiene previsto el cierre del año jubilar, la tercera lista de cardenales del Bergoglio podrían esperar hasta el 2017.

El otro cambio en la Curia Romana fue adelantada por el mismo pontífice antes de una nueva Constitución Apostólica, con la creación de la Secretaría para la Economía que agrupa todos los entes financieros de la Santa Sede, incluyendo la mal denominada Banca Vaticana, o Instituto para las Obras de la Religión (IOR), en este sentido, es importante precisar que la competencia comunicacional y económica se encontraban en manos de la Secretaría de Estado, y al existir nuevos estos das nuevos entes, el secretario de estado, mantendría las funciones de asuntos internos, y de la relación con los otros estados a través de la diplomacia.

Juicio vatileaks
En el campo financiero, aunque no directamente el Papa, pero si en el Vaticano, en el 2016 se espera el desarrollo del proceso judicial por la fuga de documentos e información reservada, lo que la prensa ha denominado el segundo capítulo del escándalo Vatileaks.

En noviembre del año pasado, la Santa Sede informó sobre el arresto de dos personas vinculadas al Vaticano, el sacerdote español Lucio Vallejo Balda, y la comunicadora y relacionista pública Francesca Chaouqui, por haber filtrado presuntamente información para la realización de dos libros publicados por periodistas italianos.

A la lista de implicados, el Promotor de Justicia del Vaticano, agregó a los periodistas Emiliano Fittipaldi, y Gianluigi Nunzzi, autores de los libros Avaricia y Vía Crucis, respectivamente, en el que se revelan con detalles, algunos de los movimientos financieros de la Santa Sede, y el mal uso de algunos recursos. El Vaticano ante la publicación de los mencionados libros respondió que conocía dichos movimientos y que se estaba resolviendo la situación con la creación de la ya mencionada Secretaría para la Economía, en manos cardenal australiano George Pell.

Sin embargo al ser imputados, los periodistas han denunciado el gesto como un ataque a la libertad de expresión, por lo que la Santa Sede ha afirmado que el proceso jurídico es para determinar la responsabilidad penal por posible extorsión y medios ilícitos para obtener información reservada, y no por la divulgación de la información.

El mismo Papa Francisco, de regreso en el viaje de África ha precisado su intensión de que le proceso jurídico fuese lo más objetivo posible, y pudiese concluir antes del Jubileo de la Misericordia, pero las partes han pedido el tiempo suficiente para preparar su defensa, por lo que se espera que entre febrero y marzo pueda desarrollarse el juicio.

En espera de ese tiempo los periodistas Fititipaldi y Nunzzi solo fueron notificados del proceso, y convocados para ser informados de los cargos, la comunicadora Chaouqui (acusada por el sacerdote español) fue puesta en libertad pero bajo vigilancia, y Lucio Vallejo Balda se encuentra bajo arresto domiciliar dentro del mismo Vaticano, es último ha solicitado ser sometido a tratamiento psiquiátrico, aunque sus abogados afirman que se encuentra sereno y colaborando con las autoridades judiciales de la Santa Sede.

El Papa ha planteado que la reforma de la Curia Romana seguirá “seguirá adelante con determinación, lucidez y resolución” por lo que el año 2016 deberá ser el año de su consolidación, el tercer año de Francisco luce lleno de compromisos para un pontífice que con 79 años se encuentra en buenas condiciones de salud, sin embargo la providencia marcará el rumbo de una Iglesia más misericordiosa y en salida, conducida por el Papa venido del fin del mundo.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...